Pentagrama, Sevilla

Enfoque: La metedura de pata de Virgen de los Reyes

Guillermo Rodríguez. Ha sido una entrevista concedida a De Nazaret a Sevilla la que ha destapado la caja de los truenos. Para ser más exactos ha sido un twit difundido a través de la cuenta oficial de la Agrupación Virgen de los Reyes quien lo ha hecho. El twit en cuestión se hacía eco de la presunta afirmación realizada por el candidato a presidir la Hermandad de San Esteban, José Luis Rocha, “en la presentación de su candidatura” de qué Virgen de los Reyes sería la banda del misterio de la cofradía si ganaba las elecciones. Sin ánimo de ejercer de inquisidor, el twit es un error total y absoluto. En primer lugar porque las afirmaciones no se producen en ninguna presentación, sino en una entrevista concedida a un medio compañero. En segundo porque Rocha, en ningún momento afirma tal cosa. Lo que en realidad comenta es que él personalmente, ha reclamado a Virgen de los Reyes en varios cabildos, pero que su decisión no tiene por qué ser compartida por su cabildo de oficiales y matiza que su gestión no será presidencialista de cuyas palabras se infiere que cualquier decisión deberá ser sometida a la votación de su Junta de Gobierno. Por tanto, presuponer de estas palabras que Virgen de los Reyes sería la banda que tocaría tras el misterio de San Esteban de ganar Rocha las elecciones es correr demasiado. Una metedura de pata en toda regla.

Toda está situación de estar en las quinielas para sustituir a otra banda en función de un resultado electoral no es nueva para Virgen de los Reyes, o al menos así lo afirmaba determinado círculo de su influencia –el famoso entorno-. Ya se vivió un episodio de similares características en las últimas elecciones a hermano mayor celebradas en la Hermandad de los Gitanos, cuando ciertas voces afirmaban que si uno de los candidatos se imponía en las elecciones, la Agrupación protagonista de este affaire regresaría a interpretar sus sones tras el Señor de la Salud en la Madrugá Sevilla. El revuelo de aquellos rumores provocó que sendos candidatos se desmarcasen de estas pretensiones, con mayor o menor sinceridad. Sea como fuere el candidato que venció no era el que supuestamente tenía intención de recuperar los tricornios detrás del Señor de la Salud por lo que nunca sabremos qué hubiera ocurrido en caso contrario.

Más allá de permitirse el lujo de extrapolar de las manifestaciones de Rocha semejante conclusión, afirmarlo a través de un red social es algo que podría perfectamente derivar de la acción personal de miembros de la Agrupación o de sus miles de seguidores, ¿qué duda cabe?, sólo faltaría que personas físicas no pudiesen expresar en público su deseo. Pero que jamás, como ha ocurrido en este caso, deberían tener su origen en la cuenta oficial de la banda porque lo contrario, puede provocar un maremágnum de reacciones de considerables proporciones, contra la propia formación y contra el candidato, además de ser susceptible de ser entendido por todo hijo de vecino como una falta de respeto a una banda presuntamente compañera.

No es la primera vez que algunas actuaciones de Virgen de los Reyes están tristemente envueltas en la polémica. En Córdoba será muy difícil olvidar la famosa espantada del año 2006 tras el misterio de Humildad y Paciencia, cuando en la esquina de la calle Cruz Conde con Manuel María de Arjona sus dirigentes decidieron que había llegado el momento de volver a Sevilla, dejando a uno de los pasos de la Corporación de Capuchinos literalmente tirado, a falta de más de una hora para culminar su recorrido. Una decisión que hizo mucho daño al prestigio de la formación, que pretendió justificarse en el retraso que la cofradía arrastraba y que estuvo envuelta igualmente en la controversia, habida cuenta de que los rumores apuntaban insistentemente a qué Virgen de los Reyes no volvería el año siguiente a Córdoba porque podrían haber apalabrado su vinculación con la Hermandad de San Bernardo, circunstancia que nunca materializó. Sin embargo, curiosamente, la última marcha que Virgen de los Reyes toco detrás de Humildad y Paciencia fue Puente de San Bernardo, lo que añade un punto más de curiosa coincidencia a un hecho que a partir de entonces forma parte de la historia más oscura de una Agrupación que un día fue la más importante y cuya calidad y reconocimiento se ha visto mermados en los últimos años, como atestigua su exigua presencia en la Semana Santa sevillana.

Una Agrupación que en la última Madrugá interpretó sus sones en Isla Cristina, un pequeño pueblo costero de la provincia de Huelva. Un pueblo cuya Semana Santa, con todo los respetos que merece ser un lugar donde casualmente paso mis meses de verano desde mi más tierna infancia y al que amo profundamente, dista mucho de ser de primer nivel, sobre todo recordando aquellos años en los que los Reyes entraban en Campana tras el Rey de los Gitanos. Hoy resulta extremadamente complicado negar la merma de prestigio que arrastra la banda en los últimos tiempos, y episodios como éste, no ayudan precisamente. Ni siquiera su paso por Isla Cristina se ha visto privado de la divergencia de opiniones ya que, salvo los responsables de su contratación, la sensación que quedó de su paso por la población onubense entre el cofrade isleño, fue de auténtica decepción en cuanto al número de componentes y al repertorio desarrollado, sobre todo en proporción al coste. Quizá alguien haya olvidado el debido respeto que toda banda, tenga la procedencia que tenga, debe otorgar a quién contrata, tenga la procedencia que tenga. Flaco favor le ha hecho el Community Manager de Virgen de los Reyes con un tuit que probablemente haya hecho mucho daño al candidato Rocha y a la propia banda… y tal vez logrado el efecto contrario al deseado.

Foto Antonio Poyato 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.