Sin categoría

Enojo e indignación entre los cofrades de la Virgen de la Cabeza de Andújar por lo ocurrido en Sevilla

Redacción. En la mañana de hoy domingo 1 de mayo de 2016, la redacción de GdP ha recibido el siguiente comunicado en relación a la salida procesional de la Virgen de la Cabeza de Sevilla que ha tenido lugar este fin de Semana, con motivo de la celebración del Pregón de Glorias en la ciudad hispalense, que reproducimos íntegramente a continuación, eludiendo cualquier tipo de responsabilidad acerca de lo manifestado en el mismo que corresponde en exclusiva a los abajo firmantes.

La corona de la Virgen de la Cabeza cedida a la filial sevillana era una réplica que se colocó al revés ocultando el escudo de Andújar y resaltando la cruz trinitaria.

Martin Pérez Muñoz. Los cofrades de la Virgen de la Cabeza de Andújar, con su cofradía intervenida por el Obispado de Jaén, no ganan para disgustos, esta vez a cuento de la cesión de una corona de su Titular a la Cofradía Filial de Sevilla, para que la luciera la Imagen de la Virgen de la Cabeza de esta, en su procesión de regreso desde la catedral hispalense tras presidir el Pregón de la Glorias de Sevilla. Lo que debería haber sido una satisfacción y hasta legítimo orgullo, ha terminado por provocar disgusto e indignación.

En primer lugar porque en Andújar nadie sabía nada y los cofrades se enteraron de la cesión cuando la noticia se hizo pública por parte de la filial. Quién, cómo y cuándo había decidido la cesión, si en Andújar nadie sabía nada, se preguntaban los cofrades iliturgitanos.

Pero lo anterior enseguida pasó a un segundo plano en cuanto se publicaron las fotografías de la Virgen de la Cabeza de la filial sevillana con la corona cedida y de la sorpresa se pasó al enojo y luego a la indignación, porque, ni la corona era una de las dos de oro de salida que posee la Virgen, sino una réplica y además estaba mal colocada.

La Virgen de la Cabeza posee dos coronas de oro, una por cada una de las dos coronaciones canónicas autorizadas por la Santa Sede, la primera en 1909 y la segunda en 1960. De muy diferente factura, ambas tienen en común tres cosas: estar hechas de oro, haber sido sufragadas por cuestación popular y llevar en su parte delantera el escudo de Andújar, por ser la Virgen de la Cabeza Patrona y Alcaldesa de la ciudad.

Pero en contra de lo que anunciaba por la cofradía sevillana de la Virgen de la Cabeza, la corona que portó su imagen por las calles de Sevilla no era ninguna de estas dos, sino una réplica de la de 1960, de, aparte de mucho valor moral y sentimental, es de menor valía artística y material, ya que no es de oro, sino solo de plata sobredorada.

En la noticia servida por la cofradía filial de Sevilla había un engaño evidente. Lo que los cofrades de Andújar se preguntan es de quién es la responsabilidad. Porque, o bien la junta de gobierno de la filial sevillana era conocedora de que la corona cedida no era la de oro costeada por el pueblo de Andújar para su Virgen en 1960, sino una simple réplica, engañando así a sus cofrades, pero también a los medios de comunicación y a la opinión pública en general y al mundo cofrade en particular, especialmente al sevillano, o bien la junta de gobierno de la cofradía de Sevilla ha sido víctima en su buena fe por parte de quien, abusando de su más que probable ignorancia sobre el ajuar de la Virgen de la Cabeza, la llevó al engaño, haciéndole creer que le cedía la corona de oro de 1960, cuando en realidad le estaba cediendo una réplica.

Pero es que además y para colmo, resulta que la corona le fue colocada a la imagen de la Virgen de la Cabeza de Sevilla al revés, de manera que el escudo de la ciudad de Andújar, que debía figurar en la parte frontal de la corona, quedaba relegada a la parte trasera, en tanto que en la parte delantera y resaltando figuraba la cruz distintiva de la Orden Trinitaria, lo que ha provocado la indignación de los cofrades de la Cofradía Matriz de Andújar.

Indignación que se explica muy fácilmente teniendo en cuenta que esta práctica, bastante usual por parte de los frailes trinitarios en el Santuario de Sierra Morena hasta hace un par de décadas, imponiendo su cruz distintiva y ocultando el escudo de Andújar, ha sido con toda lógica erradicada por las juntas de gobierno de la Cofradía Matriz; que los enfrentamientos entre la Cofradía y la Orden Trinitaria en cuanto al culto a la Virgen en el Santuario y el patrimonio de la cofradía depositado en el santuario, incluido el ajuar de la Virgen, está en la raíz de la intervención de la cofradía por parte del obispado; y que la cofradía filial de Sevilla no se ha distinguido en los últimos años precisamente por su apoyo a su Matriz, sino más bien por todo lo contrario, decantándose de forma más o menos evidente a favor de la Orden Trinitaria.

Del malestar por el total desconocimiento de la cesión, aunque pudiera estar justificada, de una corona de su Titular a una cofradía filial, los cofrades de Andújar pasaron al enojo al comprobar que además había engaño y de ahí a la indignación al constatar la ofensa inferida a su cofradía y a su ciudad al relegar el escudo de Andújar a la parte posterior de la corona.

A lo que se ve los cofrades de la Cofradía Matriz de la Virgen de la Cabeza de Andújar no ganan para disgustos.

FORO MATRIZ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.