Pentagrama, Sevilla

Expiración de la Rambla ficha al Director de Cigarreras

Blas J. Muñoz. Durante las últimas semanas hemos asistido a
diversos movimientos dentro del ámbito de las formaciones musicales. En
el ámbito de las Bandas cordobesas, la de la Salud firmaba esta Pascua
tanto con la Hermandad del Calvario como con la del Amor, mientras que
la de la Cena hacía oficial la renovación de su compromiso -y ya van
cuatro años- para poner sus sones a San Juan Bosco en la procesión de
María Auxiliadora el próximo 24 de mayo. Todo ello sin olvidar la
presencia un año más de la Banda de Música de la Merced en la procesión
de la Divina Pastora.

En la provincia cordobesa también estamos siendo partícipes
de un florecimiento merecido, caso, entre otros, de Sajones de
Pozoblanco que estará en la Semana Santa de Palma del Río. Toda vez que,
recientemente, hemos podido conocer una incorporación de gran nivel a
la dirección musical de la A.M. Expiración de La Rambla. Se trata
de Pedro Manuel Pacheco Palomo, quien dirige con reconocimiento unánime
las más que conocidas formaciones de BCT Nuestra Señora de la Victoria
«Cigarreras» o la A.M. Nuestro Padre Jesús de la Salud «Los Gitanos»,
entre otras.
Como se señala desde las vías oficiales de la formación
rambleña «esta relación con Pedro Pacheco no comienza recientemente pues
son muchos los lazos de unión que mantenemos desde hace años con él.
Nuestro repertorio, tanto propio como clasico está plagado de marchas
compuestas por el mismo como Expirando en la Cruz, A Imagen y Semejanza,
Siempre Habrá un Cirineo, Cuando la Luna me Mira y la más actual,
dedicada a su amigo y nuestro eterno director Antonio Marin, Nostalgia».
Así las cosas, la Agrupación de la Expiración también ha
hecho pública la incorporación a su equipo de Emilio Sanchez Adamuz,
componente y director músical en los últimos años. Sobre ambos casos, la
Banda expresa su ilusión, afirmando que «depositámos toda nuestra
confianza en ellos con el fin de hacer que nuestra música penetre en
cada uno de los corazones que nos escuchen y para que cada Viernes
Santo, nuestras oraciones trasciendan hasta el Reino de los Cielos, y
quién sabe si Nuestro Cristo de la Expiración volverá a escuchar «Cuando
la Luna me Mira». De este modo, afrontamos está nueva temporada con las
ganas, la motivación y la ilusión que todo músico tiene al volver a
tocar el instrumento tras una inolvidable Semana Santa».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.