Advertisements
Sevilla

José Cristóbal: «Vera Cruz estudiaría una posible propuesta para cambiar de día»

A continuación les reproducimos la magnífica entrevista realizada por Esteban Romera a José de Cristóbal, recién elegido hermano mayor de la Vera Cruz, para Pasión en Sevilla. Disfruten.

El cofrade José de Cristóbal se ha convertido recientemente en el nuevo hermano mayor de Vera Cruz encabezando una nueva junta de gobierno que regirá los destinos de esta cofradía del Lunes Santo en los próximos años. Ha sustituido en el cargo al pregonero de la pasada Semana Santa de Sevilla, Francisco Berjano, con el que estuvo de teniente de hermano mayor durante sus dos mandatos. Es cofrade de cuna y entroncado con familias de referencia de la Semana Mayor hispalense. Estuvimos con él y nos expresó ilusiones, proyectos y visión de su corporación penitencial y, en general, de las cofradías sevillanas.

Pregunta (P): ¿Cuántos años como hermano de Vera Cruz?

Respuesta (R): Llevo 38 años de hermano en esta Hermandad. 

(P): ¿Qué supone ser Hermano Mayor de Vera Cruz?

(R): Disfrutar con un servicio que se presta a tus hermanos, que tiene un tiempo determinado, y hacerlo con humildad y responsabilidad.

(P): ¿Es su junta continuista de la presidida por Francisco Berjano?

(R): Será continuista con los fines de la hermandad. Con el ejercicio de la caridad, con los cultos y promoción de la devoción a nuestros Sagrados Titulares, con la formación cristiana de los hermanos y con la evangelización. A partir de ahí tomaremos ejemplo de los que nos antecedieron y lo hicieron bien. Francisco Berjano lo ha hecho muy bien, con ilusión y entrega. Es claramente un ejemplo.

(P): ¿Cuáles son las líneas de trabajo de los próximos años en su hermandad? ¿Qué proyectos está previsto que se realicen?

(R): Vamos a seguir avanzando en los fines que te he comentado porque no hay más. En ello tendrán un papel predominante las diputaciones de Caridad y la de Formación y Juventud, a las que está previsto dotar de un mayor presupuesto para la realización de importantes proyectos que ya manejan. Claro que para poder realizarlos tenemos que disponer de elementos patrimoniales que nos sirvan de base para ello y ahí tendremos que estar atentos a las necesidades de restauración de enseres y mantenimiento de instalaciones que sea necesario, a mejorar en la gestión de la hermandad aquellos elementos que así lo demanden, en definitiva, ponernos al día de forma constante.  

(P): ¿Habrá cambios en el organigrama de la cofradía: capataces, vestidor, camareras, etc?

(R): No están previstos. Lo que funciona bien no se debe tocar. Solo animar a continúen en la misma línea. No obstante será el cabildo de oficiales quien tenga la responsabilidad de confirmarlos en sus cargos.   

(P): ¿Está usted de acuerdo con el conteo de nazarenos y cortejos de la pasada Semana Santa? ¿Servirá para algo?

(R): Es un tema muy delicado. Yo en principio no soy partidario de soluciones parciales y las que se están barajando a partir de este informe, a mi me parece que lo son. Las soluciones parciales sirven para un lavado de cara y para justificar que al menos algo se ha hecho, pero a la larga puede haber un efecto perverso. Si el problema de una hermandad es que le faltan quince minutos de paso y solo hay en ese día otra a la que le sobran cinco, ¿que hacemos?. Le podemos restar cinco a la que le sobran y dárselos a la que le faltan quince, ¿hemos solucionado algo de forma definitiva?. ¿Volveremos a tener el mismo problema dentro de tres años?. ¿Habremos abierto una grieta en las relaciones entre las hermandades del día?. Yo soy partidario de soluciones finales, definitivas. Lo que ocurre es que ello supondría no solo cambios de itinerarios o situación en el día, podría darse el caso de desplazamientos de cofradías a otros jornadas. ¿Estaríamos todos dispuestos a ese ejercicio de generosidad y servicio?. Es muy complicado y nada fácil de resolver.  

(P): ¿El Lunes Santo es un día saturado? ¿Debe haber cambios y ajuste de horarios?

(R): Si atendemos a los horarios oficiales de los últimos años, pudiera parecer que no está saturado, hay pequeños retrasos al final de la jornada pero poco significativos. Pero te puedo decir que si eso ocurre es gracias al esfuerzo que realizan todas las hermandes del día de una forma solidaria en beneficio de las demás.  Ahora bien, entiendo y respeto las solicitudes de ajustes que realizan algunas de las hermandades del día y Vera Cruz en la medida que pueda como siempre ha hecho colaborará, aunque a nosotros no nos sobra tiempo de paso en estos momentos.  

(P): ¿Sería usted partidario del cambio de su hermandad al Jueves o Viernes Santo?

(R): No es algo que nos estemos planteando. Estamos encantados en el Lunes Santo. Nos sentimos plenamente identificados con ese día, donde este año celebramos setenta años que estamos ahí. Es un día con mucha comunión históricamente. Ahora bien, dentro de esa hipotética solución final a los problemas de horarios que afectasen al conjunto de las hermandades, si nos hicieran una propuesta de movernos de día, evidentemente se estudiaría.  

(P): ¿Cómo ve el estado actual de las cofradías sevillanas?

(R): Hay algo que me preocupa. Quizás haya más personas que nunca alrededor de las mismas, cerca de ellas. Pero no estoy convencido de que ello ocurra con el respeto y devoción que se tenía hace solo unos veinte años. Es muy bueno que generemos expectación en torno a nuestra hermandes, pero tenemos la obligación desde las mismas de saber dirigirla hacia los fines que tenemos encomendados. No podemos quedarnos en una carrera por sacar más nazarenos o por triplicar las cuadrillas de costaleros. Después están las comunicaciones, las noticias, la red. Cuando leo algunos twitters me doy cuenta de lo mucho que tenemos que avanzar en formación cristiana, y la gran responsabilidad que tenemos por ello las juntas de gobierno.   

(P): ¿Cómo ve la labor del Consejo en el presente mandato? 
(R): Yo soy muy respetuoso con la labor del Consejo. Lo tienen muy difícil. Gestionar las necesidades de tantas hermandades, representadas a su vez por personas muy distintas en carácter los unos de los otros, no es fácil. Creo que lo están haciendo lo mejor que pueden y en algunos casos consiguiendo buenos resultados. Ahora bien, si están ahí es porque quieren, nadie les obliga. Son responsables de sus propios actos y por ello y dentro de la normalidad y siempre con respeto, pueden ser criticados, y si que tienen la obligación de admitir esas críticas si las hubiere, repito, desde el respeto a las personas y con la educación necesaria y siempre dentro de la institución, con lealtad.

Advertisements

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup