Sevilla

La ampliación de la procesión de la Virgen de los Reyes

Desde 1958 la Virgen de la Reyes hace la procesión del 15 de agosto por los alrededores de la Santa Iglesia Catedral. Este itinerario lo viene haciendo desde entonces por una propuesta remitida por el ex – alcalde de Sevilla, Antonio de Halcón y Vinent, conde de Halcón en ABC de Sevilla, el 15 de de mayo del citado año 1958.
Este escrito lo emite al ver que los sevillanos no podían sentir de cerca a la Patrona de Sevilla, ni poder verla por el poco espacio disponible de la procesión que era parecida a la que hoy conocemos pero con un recorrido mucho más corto, desde Palos hasta San Miguel.

Propuso alargar el itinerario por Correos para volver a la Lonja y hacer la entrada por la Puerta de San Cristóbal, conocida por Puerta del Príncipe o volver a entrar por la de Palos.
Dos años atrás, los sevillanos denunciaban mediante cartas emitidas, la ampliación de la procesión por no tener disponibilidad y seguridad de ver a su Patrona ante la gran masa aglutinada en calle de reducidas dimensiones.
El alcalde por aquel entonces, el Marqués de Contadero, aprobó solicitar a la Iglesia, la actuación de tener un mayor número de calles por la que transitar la Virgen de los Reyes.
La Patrona de Sevilla salía en procesión desde Palos a San Miguel antes de la modificación de 1958. Raramente la Virgen se ha separado de las gradas de la Catedral excepto en algunas por una extraordinaria donde también tomó el recorrido que en la actualidad hace cada 15 de agosto.
Las visitas de la Virgen de los Reyes 
Desde el siglo XIII, la Virgen ha protagonizado multitud de salidas extraordinarias, lo que ha hecho que en varias ocasiones, la Virgen de los Reyes haya ido a otros lugares diferentes de los alrededores de la Catedral.
El lugar más visitado por la Virgen ha sido el Ayuntamiento. Entre otros rincones de Sevilla ha estado en el Hospital del Pilar, llegó al actual Templo de las Mercedarias de la Asunción en 1492 por la conquista de Granada por los Reyes Católicos, a San Juan de Acre en 1526 por el éxito de las armas españolas por la guerra de Hungría, a la Parroquia de Santa Ana en 1529 por rogativas y 1532 por la Festividad de San Andrés, Monasterio de la Trinidad en rogativas por la sequía de 1561 y 1576, la Iglesia de San Pablo Real en 1588, distintos conventos por la llegada de la bula de Paulo V en 1617, por Placentines y Francos en 1706 por el viaje de Felipe V y el nacimiento de Luis Fernando de Borbón en 1707, paseo del Marques de Contadero en 1929 por el Congreso Mariano Hispano Americano entre otros.
Aprobación de la ampliación del itinerario de la procesión 
Esta reacción no se hizo esperar por parte del Arzobispado y el Cardenal Bueno Monreal anunciaba el 5 de agosto de aquel año que tras tantas peticiones recibidas por los fieles y devotos de la Virgen de los Reyes, el itinerario se vería alterado tal y como lo conocemos en la actualidad, haciendo la salida y la entrada por la Puerta de Palos, recorriendo todo el perímetro de Santa María de la Sede.
Aquí pueden leer la carta íntegra publicada por Conde de Halcón el 15 de mayo de 1958 en ABC de Sevilla.
La siguiente carta del Conde de Halcón coincide en la fecha con el acuerdo municipal relativo a la posibilidad de ampliar el itinerario de la procesión de la Virgen de los Reyes. No hay duda, de que existe un estado de opinión que anhela la reforma. Así, lo percibimos cuando hace ya dos años lanzamos desde estas columnas, petición semejante a la que ahora, adquiere carácter oficial, y que periódicamente hemos venido reiterando.

El día que tuvieron mis amigos la feliz iniciativa de oír una misa de acción de gracias ante la Santísima Virgen de los Reyes al cumplir mis noventa años de edad, y mientras le daba las gracias a Dios por tantos favores concedidos, comprendía el vehemente deseo que toda Sevilla siente de ver cerca a su Patrona, pues en su presencia nos sentimos más felices y más buenos, y parece que ella misma nos animan a que pidamos algo, para concedérnoslo, por ese afán, de verla en la calle la mañana del 3 de agosto.

Y al recordar aquélla luminosa mañana, se me representaba aquel acto hermoso, y emocionante, pero, lamentando, al mismo tiempo que miles de personas se queden sin verla, sin contemplar  a “su Virgen” de cerca y casi de lejos por falta de sitio donde colocarse.

Motivo: Lo tradicional de su carrera, de jocas proporciones en los tiempos actuales, por el aumento del más del doble de la población de Sevilla, y ello Unido al fervor, también aumentada de los sevillanos y de muchos pueblos de la provincia.

Y como a esta desigualdad debe ponerse remedio (si es posible), llamo la atención quién, corresponda para, que se estudie el modo de agrandar la carrera, a fin de que todo el pueblo pueda ver a su Patrona, como es su deseo. Todo tiene solución, y más en este caso, tan sólo, con alargar el recorrido, sin gasto alguno.

Como ampliación de la carrera oficial, al llegar de regreso a la Puerta de San Miguel, seguir hasta frente a la puerta de Correos, volviendo a la izquierda, seguir por la calle que separa la Catedral de la Lonja, entrando la procesión por la Puerta de los Reyes o siguiendo para entrar por la puerta siguiente.

Con esto tendría, el pueblo donde colocarse, todo el frente de Correos, que tiene gran amplitud, el andén y las gradas de la Lonja, el andén de la Catedral y la Plaza del Triunfo. En todos esos sitios caben varios miles de personas más que en el recorrido actual. La solución no puede ser más sencilla ni más barata, sólo falta decir: “Hágase”.

Hace ya algún tiempo entregué personalmente las cuartillas que anteceden a, una dignidad eclesiástica, para que las sometiera a estudio del Ilustre Cabildo Catedral, con unas líneas referentes a la procesión de la Virgen de los Reyes.

A mí proyectada iniciativa sólo supe, por una nota dada a la Prensa, que había sido tornada en consideración para su estudio. A ruego de muchos sevillanos, vuelvo a insistir, ahora, que debemos recordar, como todos lo vimos, la gran necesidad de la ampliación de la referida carrera.

En el pasado año, el día 15 de agosto, todos pudimos comprobarlo, una vez más; miles de devotos, tanto de Sevilla como de los pueblos (más que ningún año), se quedaron sin ver de cerca; ni casi de lejos, a nuestra Patrona, ni con tranquilidad y devoción de ofrecerle una plegaria, ya que las constantes oleadas de público hacía imposible dedicarse a la oración, por tener que procurar no ser atropellados.

Aún recordamos el espectáculo lamentable que se dio en la confluencia de la calles de Punta del Diamante, en que la gente, materialmente apiñada por la escasez de sitio, invadió el paso destinado a la procesión, atropellando a las autoridades. Y esto, por el buen nombre de Sevilla, debe evitarse en lo sucesivo.

Ha llegado la hora de abandonar lo rutinario, por anticuado y perjudicial y anti religioso; y esto lo es. Quisiéramos saber, quienes son los que oponen y en qué se fundan.

En estos tiempos modernos hay que seguir las normas que nos enseñan nuestro Santo Padre su Santidad el Papa y nuestro Glorioso Caudillo en todo lo que es beneficio del pueblo trabajador o que se relacione con la justicia social.

Y, sin ir tan lejos, sigamos el ejemplo que nos proporcionan nuestro querido Arzobispo, trabajador  infatigable en beneficio de la Iglesia, orientado para lo que es justo, y en beneficio de su Archidiócesis y seguidor de las corrientes modernas, lo que le ha hecho acreedor del cariño y la admiración de los sevillanos.

En la conciencia de todos está, lo necesario y justo de lo que se pide, y por ello debemos lamentar la demora y esperar confiados que el presente año lo sea una realidad; con lo que se dará más, satisfacción al pueblo y, sobre todo, mayor solemnidad y devoción a la renombrada procesión de la Virgen de los Reyes.

El conde de Halcón.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup