Málaga

La Basílica de la Esperanza de Málaga

En el año 1988 la Hermandad de la Esperanza de Málaga dio un gran paso en su historia, el de trasladarse a un templo propio, que coincidió con la Coronación Canónica de la Virgen.

La Basílica del Dulce Nombre de Jesús Nazareno del Paso y María Santísima de la Esperanza de la ciudad de Málaga se encuentra ubicada en el barrio de El Perchel.

Construida en 1988, ostenta desde el 28 de mayo de 1998, junto a la Catedral de la Encarnación de Málaga y al Santuario de la Victoria, el título de ser basílica menor de la provincia de Málaga. En el interior de la basílica se encuentra radicada la Archicofradía del Paso y la Esperanza, que participa en la Semana Santa de Málaga.

La basílica del Dulce Nombre de Jesús Nazareno del Paso y María Santísima de la Esperanza se encuentra en el tradicional barrio de El Perchel, añadiendo una nota neobarroca a una zona de gran valor comercial, como son por ejemplo Armengual de la Mota o la Avenida de Andalucía, arteria de entrada a Málaga.

Junto con Santo Domingo, la Iglesia de San Pedro y la Iglesia del Carmen es uno de los pocos edificios artísticos que quedan en el barrio de El Perchel. Su gran luminosidad y originalidad de las formas constituye uno de los hitos artísticos de finales del siglo XX en la provincia de Málaga.

La Archicofradía del Dulce Nombre y de la Esperanza, cofradía con gran pujanza en la comunidad religiosa malagueña, comenzó a finales de la década de los 70, mediante subscripción popular, la edificación de un recinto apropiado para albergar a sus titulares que hasta entonces recibían culto en la vecina Iglesia de Santo Domingo. La consagración en 1988 de la Iglesia del Dulce Nombre de Jesús Nazareno del Paso y María Santísima de la Esperanza supuso un gran aporte a la arquitectura de la ciudad.

Construida con un modelo de planta basilicar paleocristiana, siendo la bóveda de cañón y el ábside del camarín profusamente decorada mediante alegorías marianas y los profetas mayores respectivamente, al óleo por García Ibáñez .

Además la iglesia posee una cripta bajo el altar mayor. También sobresale el monumental sagrario de plata de 150 cm.

La basílica está circundada por seis murales de azulejería andaluza que presentan escenas marianas del Nuevo Testamento: la Encarnación, la Visitación, el Nacimiento, las bodas de Caná, la Coronación de la Virgen y María junto a la Cruz, en todas ellas la imagen de Nuestra Señora viste de verde (símbolo de la esperanza) y tiene las facciones de la titular mariana de la archicofradía, así como el Señor.

Vicente Caffarena fue el encargado de diseñar dicho templo. Lo primero que se llevó a cabo fue el salón de tronos y después se realizó la casa de hermandad, pero en la década de los 70, aún quedaba por completar el sueño, la construcción de la Iglesia que fue culminada en 1988.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.