Huelva

La Cinta aguarda ya la llegada de miles de onubenses a su santuario

La salida de la Patrona será a las 06:45, hora en la que abandonará la ermita del Conquero La Virgen Chiquita irá acompañada un año más por el Coro de Campanilleros.
Ella no hará el camino sola hasta La Concepción. Mañana es el tercer domingo de agosto y, como marca la tradición cintera y choquera, la Patrona de los onubenses deja provisionalmente su hogar, su santuario en el Conquero, para encontrarse con sus fieles que seguro que tienen muchas cosas que decirle y pedirle. 
Muchos se fijarán en las restauraciones que la Hermandad de la Cinta ha acometido en la imagen de la Señora y del Niño y que han concluido esta misma semana. Sin embargo, todos centrarán sus miradas en el rostro de la Virgen Chiquita buscando su consuelo en unos momentos tan difíciles como los que atraviesa la sociedad onubense. 
La jornada empezará pronto, cuando aún ni siquiera haya empezado a clarear. A las 06:00, el santuario volverá a quedarse pequeño por el fieles que acudirán a la misa; a la izquierda del altar mayor, el paso ya estará preparado mostrándose dispuesto, y exornado de rosas, para que una vez concluida la celebración eucarística, y sin demora alguna, los costaleros se dispongan a ponerse bajo el bellísimo paso que saldrá por uno de los laterales del santuario buscando la puerta de acceso al recinto del Conquero. Desde ahí ya todo será la bajada hasta la ciudad con la Iglesia de la Concepción como punto de destino. 

Fieles a su cita, también estará allí el Coro de Campanilleros Virgen de la Cinta que será el encargado de poner el ingrediente musical a estas horas matutinas llenas de devoción. No se repetirá, sin embargo, la presencia de la Banda de la Salud tal y como sucedió el año pasado. 
Uno de los integrantes del coro, José Antonio Vieira, explicó que el repertorio será el tradicional de coplillas y no habrá ninguna innovación o nueva composición que se vaya a presentar en el itinerario. Su intervención comenzará con la entonación de la Salve justo cuando la Virgen Chiquita haya dejado el recinto del santuario. Los campanilleros madrugarán también de lo lindo ya que han quedado a las 5:00 en la puerta de La Concepción. Desde allí irán rezando el rosario hasta el Conquero. A las 6:30 ocuparán sus puestos para ser de los primeros en ver a La Cinta en esta bajada de 2013. 
Vieira recordó que, un año más, el coro rendirá homenaje a la Patrona en La Concepción. La cita será el miércoles 21 después de la misa de las 20:00. 
Con el acto de mañana, Huelva se involucra definitivamente en el tiempo de devoción mariana y cintera. Una de las cosas que se repetirán en estas tempranas y frescas horas de domingo, será el rezo del rosario durante el recorrido; lugares como el Colegio Mayor San Pablo, el Obispado o las Agustinas son algunos de los lugares elegidos para el rezo de los misterios. 
La belleza del enclave de Conquero, la luz de la mañana de verano que se va abriendo hacen que, quizá, los momentos que se viven en Manuel Siurot sean los más entrañables. 
Pero no todos los onubenses madrugarán; algunos la esperan en la ciudad. La plaza Madame Cazenave es el lugar oficioso en el que la Patrona de Huelva llega a la ciudad. Será también el momento cuando la comitiva busque la calle San Andrés. Será cuando aparezcan balcones adornados; también a partir de ahí, el templete que protege a la Virgen recibirá varias petaladas que quedarán como marcas del cariño de los fieles. 
Es de esperar que la comitiva llegue a la Parroquia de la Concepción a las 11:00. Ya a esa hora, las céntricas calles serán un bullir de personas que darán la bienvenida a la Patrona. 
Para todas aquellas que quieran desplazarse hasta el Conquero, el Ayuntamiento ha informado que Emtusa pondrá a disposición un servicio especial que partirá desde Zafra. Está previsto que el vehículo salga, desde el andén de la línea 6, a las 05:45, 06:15 y a las 06:45, cuyo recorrido será el siguiente: Zafra, avenida Villa de Madrid (Nuevo Mercado), Estación de Sevilla, El Punto, avenida Guatemala, Roque Barcia, avenida Pío XII, Magallanes, avenida San Antonio, plaza Huerto Paco, avenida Santa Marta, avenida Nuestra Señora de La Cinta y santuario. 
Como ya se ha comentado, una de las novedades de las festividades en honor de la Patrona son los trabajos de restauración que se han llevado a cabo y que han afectado tanto a la Virgen como al Niño. Todo ello ha corrido a cargo de Ana Beltrán Ruiz. 
Ha sido, no obstante, una intervención de pequeña envergadura» con la que se ha buscado atajar leves problemas que presentaba la policromía», en palabras del hermano mayor de la Hermandad de la Cinta, Manuel Roméu. Ha sido precisamente la imagen del Niño Jesús la que se ha sometido a un trabajo más riguroso; ya que se han tenido que arreglar algunos de los desperfectos que, en los pies, había provocado el roce del material de orfebrería con el que están confeccionados los zapatos que luce. 
En la imagen de la Virgen de la Cinta, los trabajos se han centrado en la policromía de la zona de la cabeza, afectada por el roce de la corona, así como en la zona donde porta la Medalla de la Ciudad de Huelva. 
No se ha efectuado, por lo tanto, un trabajo de las dimensiones de las que se hizo con motivo de la coronación, sino de simples arreglos aunque todo ya está dispuesto para los próximos acontecimientos en los que la Virgen Chiquita va a ser la indiscutible protagonista hasta el próximo 9 de septiembre que es cuando regrese a su santuario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.