Córdoba

Ánimas llegará a la Cruz del Rastro por la calle Lineros

La hermandad de Ánimas ha cambiado radicalmente su itinerario tradicional con motivo del traslado al punto de encuentro situado en la Cruz del Rastro, para celebrar el Vía Crucis Magno que tendrá lugar el próximo 14 de septiembre y en el que 18 pasos discurrirán por las calles de Córdoba. De esta manera, según la información a la que ha tenido acceso El Día, el Cristo del Remedio de Ánimas accederá a la Ronda de Isasa a través de la calle Lineros después de haber pasado por Puerta Nueva, Alfonso XII y San Pedro, y no avanzará por el Realejo en dirección a Capitulares como acostumbra en cada Semana Santa. La parroquia fernandina de San Lorenzo Mártir, único templo en la capital cordobesa que cobija tres hermandades, abrirá sus puertas para que el titular de la hermandad avance por la calle Arroyo antes del atardecer, lo que supone una novedad teniendo en cuenta que la cofradía suele salir al ocaso debido a su idiosincrasia. 
A pesar de todos estos cambios, el acompañamiento musical de la imagen, fechada en el siglo XVII y atribuida a un autor anónimo, será el mismo que el de los años anteriores: el coro de hermanos de la cofradía que tradicionalmente entona el Miserere en cada Lunes Santo acompañará al cortejo procesional, a excepción del recorrido que tendrá lugar durante la celebración del propio Vía Crucis Magno, en el que el paso conformará la décimo tercera estación. La cofradía de Ánimas, cuyos orígenes se remontan a 1537, es la única en toda la Semana Santa cordobesa en desplazar a sus titulares sobre ruedas. 

La hermandad del Descendimiento, por otra parte, saldrá de la parroquia de San José y Espíritu Santo alrededor de las 19:30, bajo el acompañamiento musical de la banda de cornetas y tambores Nuestro Padre Jesús Cautivo, de Sevilla. Apenas una hora más tarde llegará a la Cruz del Rastro tras pasar por la avenida del Campo de la Verdad y por el Puente Miraflores. Esta hermandad es la única en pasar por este puente en toda la Semana de Pasión, ya que las otras dos cofradías cuyas sedes canónicas se sitúan también en este lado del río, acceden al centro de Córdoba a través del Puente Romano. Una vez terminado el Vía Crucis Magno, en el que el paso procesionará en décimo cuarto lugar, el cortejo volverá, ahora sí, por el Puente Romano, para encerrarse en su templo a las 02:00. En total, la hermandad estará algo más de seis horas en la calle, dos horas menos de lo que hubiera estado en la anterior Semana Santa sino fuera porque la lluvia hizo acto de presencia en toda la jornada del Viernes Santo. 
El paso de Jesús Caído, por otro lado, bajará por la cuesta de San Cayetano pasadas las 18:30 en dirección a la calle Mayor de Santa Marina. Aquí, en lugar de atravesar Enrique Redel como así lo hizo en la anterior Semana de Pasión, el paso marchará por la plaza de Santa Marina y por la calle Alfaros para descender posteriormente por San Fernando. A la vuelta, el cortejo realizará el mismo recorrido. La cofradía, muy ligada al mundo de la tauromaquia y cuya fundación oscila entre el siglo XVI y XVII, llegará a su templo alrededor de las 01:30. En total, estará en la calle dos horas más que en la anterior Semana Santa, ya que su recorrido tradicional no contempla el paso por la Catedral.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.