Córdoba

La conflictiva situación del gobierno municipal con las cofradías será tratada en septiembre

Antonio Botella. Qué duda cabe que desde la llegada del nuevo gobierno municipal, las cofradías cordobesas han sufrido numerosas humillaciones -que no han cesado en el corto periodo de dos meses-, así como cuantiosos desaires. La prueba de ello se puede verificar en el desplante en la Magna Mariana, en la paralización de la licencia para la segunda puerta de la Catedral, al igual que la del Museo Cofrade, en la insinuación del cobro de tasas por ocupar la vía pública, la exclusión de los actos en honor a la Virgen de la Fuensanta en la programación de su «velá», etc.

Estos y demás asuntos causantes de cierta conflictividad entre el Ayuntamiento y las cofradías serán tratados en la reunión que el presidente de la Agrupación de Hermandades, Francisco Gómez Sanmiguel, tiene prevista con la alcaldesa Isabel Ambrosio en el presente mes de septiembre. Al menos, así lo ha asegurado el máximo mandatario del ente agrupacionista al diario ABC de Córdoba, si bien ha utilizado el término «prometida» para referirse a la citada reunión.
Una vez se haya producido la cita mantenida entre ambas partes, Gómez Sanmiguel será el encargado de convocar una asamblea con los distintos hermanos mayores de las corporaciones agrupadas con el fin de exponerles la situación que se presenta. En el caso de que se adopten decisiones en tal junta -aspecto más que probable, siendo el tema de las subvenciones otro de los temas de suma importancia-, serán comunicadas a los dirigentes de las hermandades.
La citada reunión servirá de primera toma de contacto entre Ambrosio y Sanmiguel, quien ha recibido semanas atrás varias llamadas telefónicas por parte de Emilio Aumente, concejal del Área de Seguridad, así como de David Luque, edil de Presidencia. A raíz de unas declaraciones posteriores realizadas por el mencionado Luque, en las que comparaba al colectivo religioso con el dominó, el presidente del organismo cofrade ha mostrado su extrañeza, al recibir mensajes de «tranquilidad» en un primer momento para después escuchar palabras de menosprecio hacia este gremio.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup