Córdoba

La Crónica: Córdoba homenajea a la Madre de Dios

Blas Jesús Muñoz. El otoño avanza con su paso macilento por la ciudad a la que promete besos primaverales, cuando el culto irrumpe desde los muros hacia la calle en busca de compartir y profesar la devoción que se arraiga y es parte de historia y cultura.

La mañana azul anunciaba con su viento una tarde gris, enlutada para recordar a los que ya descansan en el Amor infinito del Padre. Mientras, en San Lorenzo, San Andrés o San Pablo comenzaban a cobijarse los devotos al candor de los Besamanos de tres imágenes señoras de la ciudad.
Tristezas, Caridad y Rosario se exponían este primero de noviembre al calor sentido de sus devotos. La actitud desprendida del mundo en su dolor intenso, de la Titular Mariana de la Hermandad de Ánimas impactaba en su capilla. Cerca, en el oratorio característico y singular de la Hermandad de la Expiración, la Virgen del Rosario aguardaba hermosísima a sus devotos.
La tarde languidecía en los párpados caídos de la Virgen de la Caridad, tal vez, como en un recuerdo intenso de la Virgen de los Ángeles que esa misma mañana había presidido el Rosario en su honor. Una tarde que rezaba otro Rosario en San Cayetano con la Madre del Carmen, celebrado por precaución en el interior de su casa carmelita y la procesión de la Virgen del Amparo, desafiando a una meteorología que no evitaba que la ciudad se vistiera de luto y homenajeara a la Santísima Virgen.

@BlasjmPriego

Fotos Antonio Poyato

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.