Sin categoría

La Crónica: La lluvia respeta el Lunes Santo en Linares

Rafael Peñafiel. Dicen que errar es humano, pero lo de la AEMET ya no es solo errar, sino meter la “pata” hasta el fondo y sino que se lo pregunten a la Hermandad de la Oración en el Huerto de Linares. Lunes Santo, el día con más probabilidad de lluvia hasta el momento, y el día el cual apadrina a la primera Hermandad que consigue completar su recorrido (y sin recortes). La Oración ponía su cruz de guía en la calle a las 17:00 con un cielo gris avanzando a expensas de claros, con una larga fila de nazarenos que parecía no tener fin. Con lentitud, la Hermandad retaba a un cielo de nubes que parecía no tener fin que, a no ser, por los claros mencionados anteriormente habría liado la de “Dios” en los alrededores de Santa María. Pareciera que desde el cielo velara Rocío Ceacero (desde aquí mis más sinceras condolencias) por la Hermandad que tanto amó. 

Conforme la noche se cernía sobre el cielo de Linares, las nubes se fueron disipando, no sin dejar un frío que calaba los huesos y la Hermandad que le había ganado el pulso a la lluvia puso “toda la carne en el asador” para llegar puntualmente a la Carrera Oficial. El Señor de la Oración navegaba sobre un mar de linarenses a los sones de la extraordinaria Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús de la Pasión de Linares que lucía sus mejores galas y la Madre y Señora de Gracia a los de la Sociedad Filarmónica linarense María Inmaculada.
Finalmente y sin incidentes ni recortes, Nuestra Señora de Gracia cerró otro Lunes Santo cargado de ilusiones en el que no cayó ni una gota de agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup