La firma invitada

La Firma Invitada: Apoteosis Macarena

Sevilla vivirá el próximo 31 de mayo una jornada de apoteosis mariana cuyos recuerdos permanecerán grabados para siempre en la memoria de la ciudad.

Las primeras previsiones apuntan a que la Virgen de la Esperanza podría estar «por lo menos» más de doce horas en la calle en su recorrido de retorno a la Basílica desde la Plaza de España. Tanto es así que la hermandad comenzará a organizar el cortejo de regreso tan pronto concluya la solemne misa estacional conmemorativa del 50 aniversario de la coronación que presidirá en horario matutino Asenjo, ya que al día siguiente, 1 de julio, será la jornada de clausura del Año Jubilar y en la Basílica hay programadas varias visitas.

Será esta semana cuando el cabildo de oficiales apruebe los horarios e itinerarios definitivos tanto del traslado de la Virgen a la Catedral en la jornada del 24 de mayo, como de su pequeño paseo al alba hasta la Plaza de España y de su retorno en solemne procesión hasta la Basílica.

Como ya les avanzamos aquí, la Macarena recorrerá la Ronda Histórica hasta la altura de la Basílica de la Trinidad, si bien antes hará una incursión en la calle San Fernando para, con permiso del Rectorado de la Universidad, visitar el Paraninfo universitario y la capilla de la hermandad de Los Estudiantes, corporación con la que mantiene estrechos vínculos merced al hermanamiento que se forjó entre ambas durante la estancia de la Macarena en la iglesia de la Anuciación entre 1936 y 1942. Después del baño de multitudes por tan singular escenario –varias hermandades han anunciado recimientos especiales a su paso–, la Macarena abandonará la Ronda por la calle Santa Lucía para visitar la casa natal de Santa Ángela de la Cruz y buscar la parroquia de San Julián, en justa correspondencia al detalle que tuvo la hermandad de La Hiniesta hace 25 años cuando, pasada la festividad del Corpus, mantuvo montado el paso de la Virgen gloriosa en la Plaza de San Francisco cuando la Esperanza se trasladaba a la Catedral para presidir los cultos de las bodas de plata de la coronación.

Seguidamente, tras recorrer un tramo interior de la muralla, la Virgen desembocará en la plaza del Pumarejo para transitar ya plenamente por calles de indudable sabor macareno como Relator y Parras en una jornada que finalizará, a buen seguro, bien entrada la madrugada.

En su traslado de ida a la Catedral la tarde del 24 de mayo, la Esperanza cumplimentará un recorrido prácticamente idéntico al de hace 25 años, cuando visitó las iglesias de Omnium Sanctorum, la capilla de Monte-Sión, San Juan de la Palma (hasta la Amargura bajó de su altar en 1989), el convento de las Hermanas de la Cruz y la Anunciación. Hace 25 años la Esperanza llegó a la Campana y bajó por Sierpes hasta la plaza de San Francisco, donde fue recibida por el Ayuntamiento.

Esta vez podría repetirse la misma escena –se especula con que ya estén montadas las portadas del Corpus, una de las cuales podría representar el Arco de la Macarena– entrando en la Catedral por la Puerta de San Miguel. Desde la Catedral hasta el escenario de la misa estacional en la Plaza de España, la Esperanza discurrirá por San Gregorio y Palos de la Frontera. No digan que no es para empezar a soñar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.