Sin categoría

La lluvia no impidió el traslado de la Esperanza de Triana

La venerada imagen de la Esperanza de Triana fue trasladada en la noche de este lunes desde la Real Parroquia de Señora Santa Ana hasta la capilla de los Marineros a pesar de la lluvia que se registró en la ciudad.
Este acto estaba previsto que se iniciará a partir de la ocho y media de la noche, tras la misa que se celebró en la Catedral de Triana, que fue oficiada por Eugenio Hernández, director espiritual de la hermandad y párroco de Santa Ana, pero no comenzó hasta las once menos cuarto de la noche.
Tras una reunión de urgencia de la junta de gobierno de esta cofradía trianera se decidió esperar hasta las nueve y media de la noche. Este acuerdo fue expuesto por el hermano mayor de esta hermandad, Alfonso de Julios Campuzano, a los presentes en el interior de la Real Parroquia, que estaba abarrotada de personas, al igual que las calles cercanas de este templo a pesar de la lluvia que se hizo presencia, en algunos momentos, con insistencia.

Más de dos horas de espera
Tras esta espera de una hora, de nuevo, De Julios Campuzano, se dirigió a los presentes para comunicarle que se esperaría una hora más, hasta las diez y media de la noche, donde se decidiría finalmente si el traslado de hacía o se suspendía definitivamente en esta jornada.
Finalmente, se comunicó pasadas las diez y media de la noche que la Virgen de la Esperanza de Triana se trasladaría en unos minutos, esperando una tregua de la lluvia, que se haría a paso de mudá y que se intentará no obstaculizar el transitar del cortejo.
A la once menos cuarto de la noche la dolorosa inició el traslado a los sones de la banda de música «Santa Ana» de Dos Hermanas, dirigida por José Ramón Lozano, con anterioridad se cantó la Salve Marinera.
Tras el Himno Nacional sonaron las marchas «Esperanza de Triana Coronada» de Albero Francés, «Aniversario en Pureza» de Manuel Jesús Navarro Sánchez y «Triana de Esperanza», obra de Gómez Calado, que fue cantada por los fieles en las puertas de la Capilla de los Marineros. Las dos últimas marchas se interpretaron muy cerca de las puertas de este templo cuando no había problemas con el liquido elemento. Tras el Himno Nacional, en el interior de la capilla se cantó la «Salve Marinera». La dolorosa entró a las once de la noche. En la calle Pureza hubo hasta una petalada a la Virgen.
Bellísima la dolorosa
La Virgen de la Esperanza de Triana se presentaba en el paso vestida con corona, al contrario que en el traslado de ida a la Real Parroquia de Santa Ana. Estaba exquisitamente vestida por Javier Hernández Lucas. Lucía la saya de las Hermanas Martín Cruz, manto con bordados de Olmo restaurado por Caro, corona de Gabriel Medina y fajín nuevo realizado por Julián Torres inspirado en uno de finales del siglo XIX o principio del XX. El paso que iba iluminado por dos faroles, tenía un exorno floral con friso a base de un tipo de crisantemos, frecsias y calas. 
Estuvieron presentes en la hora prevista del traslado por parte del equipo de gobierno del ayuntamiento de la ciudad Juan Ignacio Zoido, alcalde de la ciudad, Gregorio Serrano, delegado de fiesta mayores, Curro Pérez, delegado del distrito de Triana y Rafael Rivas, director de área de fiestas mayores. También estuvo en el acto por parte del P.S.O.E, su portavoz, Juan Espadas y Miguel Bazaga. Del Consejo General de Hermandades y Cofradías participaron en el traslado Francisco Vázquez Perea, delegado de la madrugada del Viernes Santo, Carlos López Bravo, secretario y Maruja Vilchez, delegada de hermandades sacramentales de esta institución. 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.