Córdoba, Pentagrama, Sevilla

La perfecta simbiosis entre la Banda del Sol y la Sentencia


José Barea. Córdoba, especialmente en los últimos años, parece que está cuidando de forma especial a las formaciones musicales de su ciudad, o en su defecto de la provincia. De cara a 2017, la Banda de Cornetas y Tambores de la Salud pondrá su música en su propia ciudad el Domingo de Ramos y el Miércoles santo, acompañando respectivamente a las Hermandades del Cerro y el Calvario. Este es un ejemplo de los muchos que podrían citarse de bandas cordobesas que tocan en su capital uno o varios días. Sin embargo, y como no podría ser de otra manera, son otras muchas las formaciones musicales que vienen más allá de las fronteras de la ciudad califal y que rinden a un gran nivel. Con respecto a esta cuestión, soy de los que piensan que para contar con un acompañamiento musical u otro no hay que mirar la matrícula de procedencia de la banda en cuestión. Hay otras muchas razones que justifican contar con una u otra banda y que poseen más lógica que detenerse en la cuestión meramente territorial. 

En el año 2013, y con motivo del Vía-Crucis Magno celebrado el 14 de septiembre, salió de forma extraordinaria el portentoso misterio de la Sentencia de Córdoba. Para ello, la corporación de San Nicolás contó con un acompañamiento musical acorde a la categoría tanto de la Hermandad como de la ocasión, la Banda de Cornetas y Tambores del Sol de Sevilla. Poca presentación puedo hacerles de esta banda, que se ha mantenido durante décadas en la primera línea de la música procesional de Andalucía. Recuerdo su tránsito por la Plaza de las Tendillas con la marcha Tercera Caída, en lo que fue una chicotá perfecta y donde pude presenciar de primera mano una conjunción absolutamente apoteósica.
Por una parte, el impresionante paso de misterio de la Sentencia caminando por derecho, como deben hacerlo los pasos de Semana Santa. Por otra, la brillante Banda del Sol con sus melodías clásicas y eternas, alcanzando una perfección interpretativa digna de elogio, y su inconfundible forma de desfilar. Una perfección geométrica en filas de a cuatro componentes que confecciona una estampa inigualable en toda la geografía andaluza, allá donde las plumas blancas de los cascos de la banda sevillana plantan su música. El pasado año la Banda del Sol cumplió 40 años desde su fundación. Son ya más de cuatro décadas en las que las melodías dulces de la banda sevillana rezan su oración musical tras distintos pasos. En Sevilla, actualmente, acompañan a la Hermandad de la Borriquita inaugurando la Semana santa sevillana, el Martes Santo al crucificado del Cerro, el Miércoles Santo al Baratillo, el Jueves Santo a la Exaltación, el Viernes Santo al Nazareno de la Hermandad de la O y el Sábado Santo al paso de misterio de su Hermandad del Sol. Sin duda Córdoba puede sentirse afortunada de que la Hermandad de las Aguas del Lunes Santo de Sevilla decidiera prescindir de la Banda del Sol, ya que ello permitió que la Cofradía de la Sentencia se hiciera con sus servicios a partir del ya citado Vía-Crucis Magno.
Desde aquel entonces la Banda del Sôl viene acompañando a la Hermandad del Lunes Santo cordobés con la gallardía y brillantez habitual, dando buena cuenta de la impecable trayectoria que ampara a la formación hispalense. En mi opinión, es el acompañamiento musical ideal que el misterio de la Sentencia debe llevar, con un estilo clásico y cuidado, sin estridencias ni lucimiento de los músicos, acorde a la idiosincrasia de la Cofradía en la calle y el buen hacer de su cuadrilla costalera. No es ningún secreto la gran admiración que siento hacia la Banda del Sôl y el binomio que forma con la Sentencia es de aquellos que resulta un deleite total para los sentidos del cofrade. Marchas de toda la vida del Sol como Amor Mío, La O o Santo Cristo de la Misión vienen a contrastar con otras de reciente creación que incorporan nuevas formas y estilos, pero sin perder la esencia de la banda, como Gestas o Coplas de Carey. Para este que les escribe, el estilo dulce y sin estridencias de las cornetas del Sol es el que verdaderamente, y sin querer desmerecer a ningún otro, permite conectar con la divinidad de Dios en el discurrir procesional de los pasos de misterio por las calles de nuestra bendita tierra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.