Córdoba, Pentagrama, Sevilla

La Sevilla de dos bandas cordobesas

Blas J. Muñoz. En la jornada del jueves día 9 de junio les informábamos acerca del acuerdo alcanzado entre la Agrupación Musical Santísimo Cristo de Gracia y la Asociación hispalense del Prendimiento y Nuestra Señora del Amor y Esperanza. Un acompañamiento que convierte a la formación de los Trinitarios en la segunda banda que marche a Sevilla capital, tras el acompañamiento que, en 2004, realizaba la BCT de la Coronación de espinas al Señor del Soberano Poder de la popular Hermandad de San Gonzalo.

La llegada de Cristo de Gracia a la capital de la Semana Santa tendrá su primer capítulo el próximo 8 de octubre con la salida extraordinaria de la antedicha Asociación, toda vez que, ya en abril de 2017, la agrupación pondrá sus sones en su habitual salida procesional. Alcanzando un hito que, hace algo más de una década, tomará su precedente en el ya citado acompañamiento de Coronación y del que Cristo de Gracia viene a tomar un relevo que muestra el excelente nivel de las formaciones musicales cordobesas.

Coronación de Espinas en San Gonzalo
Corría el año de 2004, «entonces no había redes sociales, pero no hacia falta con el boca a boca», nos cuenta Ángel Guirao. Para la Magna que se celebra en Sevilla, la Hermandad de San Gonzalo busca a una banda que se asemeje a Cigarreras. «Es el estilo más difícil» -nos cuenta-. Y la cofradía piensa en Coronación de Espinas para acompañar al Soberano Poder. Así, Coronación se va a convertir en la primera Banda de Córdoba en acompañar a una Imagen de Sevilla.
Las expectativas están en lo más alto. Hay dudas que, tras un concierto previo quedarán absolutamente disipadas. Y llega el día en que Sevilla escuchará los sones de San Antonio de Padua. La formación se acerca a su primera década de existencia y va a encontrar en este momento uno de sus puntos álgidos que marcarán su futuro. Tras cada marcha de esa jornada, tras cada solo que interpreta el propio Ángel Guirao, se está escribiendo una historia de música, de marchas que se construyen al calor del tiempo, siempre presente, siempre en el recuerdo.
Coronación ya había publicado su primer disco, nos recuerda Guirao. Pero deciden no interpretar ninguna de las marchas grabadas porque no era el momento. Sin embargo, justo antes de finalizar la procesión, va a producirse uno de esos momentos que se tatúan como fuego en el alma. San Gonzalo entra en su templo y se mantienen las puertas abiertas. La formación cordobesa entona «Te coronaron de Espinas». Las emociones fluyen con la naturalidad de cuanto brota del corazón. En ese momento, una banda de Córdoba escribía un capítulo brillante de su historia en Sevilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.