Córdoba, ⚓ Costal

La soledad del capataz: Rafael Giraldo



Blas J. Muñoz. Cada Semana Santa nos regala miles de imágenes que, en el recorrido de un año natural hasta alcanzar la siguiente, dejan tras de sí, recuerdos y emociones vividas con la intensidad propia de quien se alumbra con la fe. El capataz, cada capataz, vive rodeado por un equipo de auxiliares y una cuadrilla que lo sigue y lo admira. Sin embargo, como las imágenes recogen, siempre hay momentos para la soledad y la reflexión.

En la instantánea que hoy les ofrecemos aparece uno de los capataces con más proyección de los que han tomado protagonismo durante los últimos años. Y es que Rafael Giraldo se ha ganado, desde que tomara el testigo de Fernando Morillo al frente de la cuadrilla de la Estrella, el respeto y admiración por el trabajo bien hecho.
La fotografía es caprichosa, pues en esta ocasión aparece en solitario delante del paso que gobierna Antonio Jesús Ortega López. Y es que Giraldo es segundo de éste en el Misterio del Buen Suceso. El capricho también quiso que, en su labor como máximo responsable de la cuadrilla de la Estrella, no pudiéramos disfrutar de su buen hacer el pasado Lunes Santo.
Más que una promesa, Rafael Giraldo es una alentadora realidad para el mundo de los capataces y costaleros de la capital cordobesa, donde su trabajo resuena hasta el punto de que esta Cuaresma pronunciaba el X Pregón del Costalero que organiza la Hermandad de la Cena, dejando a los asistentes el regalo de un gran Pregón y la emoción que siempre brota de la experiencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup