Advertisements
Córdoba, Galerias

La Virgen de Villaviciosa vuelve a deleitar a Córdoba con su elegante autenticidad

Si existe una corporación de Gloria, en el seno de la Córdoba cofrade, que evidencia altas dosis de calidad, distinción y elegancia cada vez que su cortejo pisa las calles de la ciudad es la Hermandad de Villaviciosa. Una corporación que toma posesión del corazón de los cordobeses cada vez que septiembre se abre hueco en nuestras vidas para dar por concluido el periodo estival cuya reminiscencia ya se pierde por el eco de la memoria. 

Este año no ha sido una excepción y una vez más, con el regusto de la procesión magna vivida en apenas unas horas antes, Nuestra Señora de Villaviciosa, a hombros de la cuadrilla dirigida con su habitual maestría por el capataz Fernando Chiachio, volvió a destilar la esencia del buen gusto recorriendo los rincones del barrio de San Lorenzo. Un recorrido cuajado del sonido inconfundible de la Banda de Música de María Santísima de la Esperanza que ha vuelto a interpretar un selecto repertorio que, como siempre, ha merecido el beneplácito y el aplauso unánime del público asistente.

Una procesión singular en la que la Hermandad ha rendido un sentido homenaje a José Juan Gámez Varo, «hijo del gran Pedro Gámez Laserna, que dedicó su vida a la música como catedrático de violín del Conservatorio Superior de Sevilla y como un gran compositor». Así lo ha manifestado la corporación letífica en una nota pública en la que ha explicado que «la Enfermera Celestial caminará hacia Santa María de Gracia a los sones de «Córdoba Cofradiera», la marcha con la que abandonó la plaza de San Lorenzo aquel año 2009, y como lo hace en casi todas sus salidas, mostrando a la ciudad que honrar a la Virgen y hacerlo a la vez a sus ciudadanos ilustres es posible, a su vez, no deja de ser un honor y un regalo de la historia de la ciudad para sus hijos agradecidos».

Tras la saetilla final de «Córdoba Cofradiera», se han sucedido las marchas «Dulce Nombre de María», «Esperanza» y, pasada la calle Virgen de Villaviciosa, «María Auxiliadora coronada», todas ellas del referido autor que tuvo el honor de compartir con D. José Juan Gámez Varo emotivos momentos durante el estreno de la marcha «Villaviciosa», del compositor cordobés D. Alfonso Lozano Ruiz, en la Parroquia San Lorenzo Mártir de Córdoba, a donde acudió invitado por la Banda de Música Mª Stma de la Esperanza de Córdoba, ha rendido así este merecido homenaje a quien mostró ser, desde la diáspora, ejemplo de cordobés, cofradiero, gran músico y gran persona, cuyo emblema y bandera fue el buen humor y la sonrisa compartida.

Ante la Madre de Dios ha estado, como siempre, nuestro compañero Antonio Poyato, para dejar testimonio gráfico de otra cita con la historia a través de su personal mirada.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies