El Rocío, Sendero de Sueños

La Vuelta al Rocío

Cuando los rocieros estamos contando las horas para el Lunes de Pentecostés, los almonteños suspiran de añoranza…Añoranza por estos nueves meses que la Virgen ha estado en el pueblo.
Si a una mujer encinta le preguntamos la duración del tiempo de gestación te dirá que es una eternidad, sin embargo, para Almonte, nueve meses pasa en un abrir y cerrar de ojos. Qué diferencia, ¿verdad?
Nueve meses donde ninguna noche ha estado sola. Todas las noches en el interior de la Iglesia se podían escuchar plegarias y rezos de las personas que le estaban haciendo la guardia. Antes de abrir la parroquia ya había personas en las puertas esperando…Siempre…Siempre, su pueblo estaba con Ella…Nunca la dejan sola.
Esta noche, después de la salve, los hombres de la Virgen volverán a sentir sobre sus hombros el peso de la fe…De nuevo volverán a sentir tu costero.
Después de despedirte de tu pueblo, volverás de nuevo al lugar que te vio primero tu rostro aquel amanecer de agosto…volverás de nuevo al Chaparral, y volverán a escucharse salvas de escopetas.
Cogerás el camino el camino de Los Llanos, dejando a Los Tanajales desolado, cuando hubo una época en la que Tú, pisabas sus arenas.
Cuando caiga la tarde, entrarás en la Aldea. Bajo un arco de flores te descubrirán de nuevo tu cara para que puedan contemplarlas aquellos que han ido acompañándote durante todo el camino, importándole bien poco el calor o el polvo del camino.
Cuando de nuevo te posen en el altar que refleja La Madre (las marismas), los almonteños comenzarán de nuevo su particular cuenta atrás, porque como escuché ayer en unas sevillanas: nueve meses no es nada y siete años un mundo…Pues durante esos siete años Almonte sólo piensa, respira y vive por Ella.
Quedan muy poco para que la plaza del pueblo comience a llorar por la ida de su más bella flor…muy poco para que Tú vuelvas a la aldea…, pero también pocos días, para que Almonte se vuelva a vestir de galas y después de la Misa de Romeros al alba, salga camino del Rocío y allí esperen a las hermandades filiales y dar comienzo la romería.
Raquel Medina Rodríguez

Fuente fotográfica
Fuente fotográfica

Recordatorios:




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.