Córdoba

Magna Mariana: Las Angustias, Crónica de una Coronación (II)


Blas Jesús Muñoz. Triduo, Coronación, procesión… A continuación, les ofrecemos la segunda parte de la crónica de la Coronación Canónica de Nuestra Señora de las Angustias. Si la Magna Mariana se materializa será una buena oportunidad para rememorar los fastos que rodearon en 1987 a la obra póstuma de Juan de Mesa.

TRIDUO PREPARATORIO
El Triduo preparatorio para la Coronación Canónica de Ntra. Sra. de las Angustias, dio comienzo a las ocho de la tarde del jueves día 8 de octubre, en el espléndido marco de la Real Iglesia de San Pablo, en cuyo altar mayor se había colocado el maravilloso grupo escultórico de Juan de Mesa, bajo dosel de damasco rojo, cedido para esta ocasión por el Cabildo de la Santa Iglesia Catedral. También se habían construido unas escalinatas, para que el Sr. Obispo pudiera acceder hasta la imagen en el momento de la coronación. Es de señalar que esta es la vez primera en la historia de la Cofradía que las imágenes titulares son colocadas en el centro del altar mayor de esta iglesia.
Ofició la Santa Misa y pronunció una bella homilía sobre la historia de la Hermandad, el Deán de la Santa Iglesia Catedral D. Alonso García Molano. Con él concelebraron el Superior de la Comunidad Claretiana P. Olimpio Arranz Prior y los sacerdotes D. Anastasio Andrada Mansilla y D. Rafael Gutiérrez Márquez. Intervino brillantemente en la parte musical, la Coral «Ntra. Sra. de la Fuensanta » dirigida por D. Antonio Sánchez. Fue muy nutrida la concurrencia de fieles a este acto.
También el segundo día del triduo -9 de octubre- y pese a la inclemencia del tiempo, se vio la iglesia tan concurrida como la tarde anterior. En esta ocasión ofició la Misa el Superior de la Comunidad Claretiana y con él concelebraron los sacerdotes D. Rafael Gutiérrez Márquez y los P. Claretianos Segundo Gutiérrez e Isidro Pozuelo. La homilía fue pronunciada por el Canónigo Penitenciario de la Santa Iglesia Catedral D. Miguel Castillejo Gorráiz, quien glosó admirablemente la devoción en Córdoba hacia la Virgen de las Angustias. Esta noche la parte musical estuvo a cargo de la Schola Gregoriana Cordubensis, bajo la dirección de D. Manuel Nieto Cumplido, canónigo archivero de la Santa Iglesia Catedral.
El sábado día 10 de octubre se dieron por finalizados los cultos del triduo, con más nutrida asistencia que en los días precedentes. En esta ocasión presidió la Eucaristía el Obispo de Cádiz-Ceuta, Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Antonio Dorado Soto. Concelebraron con el prelado gaditano el Superior provincial de la Bética de la Congregación de Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María, Rvdo. P. Manuel Carrasco Díaz, juntamente con el Superior de esta Residencia, P. Olimpio Arranz, el dominico Fr. Rafael Cantueso Cárdenas y D. Rafael Gutiérrez Márquez. Bellísima fue la homilía pronunciada por el Obispo de Cádiz-Ceuta, refiriéndose en ella a su vinculación con la advocación de la Virgen de las Angustias, primero a su paso por Guadix y más tarde como Obispo Auxiliar de Granada. Se unió con emotivas palabras al gozo de la Hermandad en estos momentos preliminares de la Coronación Canónica de Ntra. Sra. de las Angustias.
Terminada la Eucaristía se procedió a efectuar una ofrenda de flores, en la que tomaron parte las Hermandades de Penitencia y Gloria de nuestra ciudad y numerosas personas a título particular, dándole al acto, además de brillantez, una emotividad y expresión devocional difícilmente olvidable.
La parte musical de este día estuvo encomendada al Real Centro Filarmónico «Eduardo Lucena», de Córdoba, bajo la dirección de Dª María del Valle Calderón Ostos.
RECUERDO Y GRATITUD
Como recuerdo de la efemérides y gratitud a la colaboración prestada a la mayor brillantez de los actos, la Junta de Gobierno de la Hermandad hizo entrega a los Muy Ilustres Señores D. Alonso García Molano, D. Miguel Castillejo Gorráiz y a los Srs. Obispos de Cádiz-Ceuta, D. Antonio Dorado Soto y de Córdoba D. José Antonio Infantes Florido, de sendos pergaminos, obra del notable artista y veterano cofrade de nuestra Hermandad D. Rafael Salido Pérez, por cuyo trabajo no accedió a recibir retribución alguna. A los dos prelados citados, les fueron entregadas además, sendas medallas de plata dorada como recuerdo de la Coronación y otras tantas iguales a los Padres Manuel Carrasco Díaz y Olimpio Arranz Prior.
Por otra parte, a los colaboradores de la revista les fue entregado un pequeño recuerdo, consistente en un sujetacorbatas de plata con el escudo de la Hermandad.
LA CORONACIÓN
El domingo día 11 de octubre amaneció espléndido, inesperado, a juzgar por la inseguridad que el tiempo presentaba el sábado anterior y las pesimistas predicciones meteorológicas que la Hermandad había podido recoger. Todos los actos previstos se desarrollaron con entera normalidad y revestidos del carácter solemne que requería esta fecha que sin duda alguna marcará un hito en la historia de nuestra Hermandad.
Por gentileza de la Comunidad de Padres Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de maría, se habían suprimido todas las Misas que habitualmente se celebran los domingos por la mañana, en la Real Iglesia de San Pablo. Y desde que se abrieron las puertas del templo comenzaron a afluir numerosos fieles, representaciones oficiales y de Cofradías y Hermandades, tanto de Córdoba como de varias provincias de la región andaluza e incluso de Madrid. Se reservaron sitios especiales para la Junta de Gobierno de la Hermandad y cofrades, para las Damas Camareras y para los representantes de las autoridades, Ayuntamiento, Diputación provincial, Junta de Andalucía, Agrupación de Cofradías, Real Academia y otras entidades culturales.
Con el Obispo de Córdoba, Monseñor Infantes Florido, concelebraron la Eucaristía : El Superior de la Comunidad de Claretianos: Rvdo. P. Olimpio Arranz Prior; en representación del Cabildo Catedral, D. Manuel Martínez Baena y D. José Tomás Vilela Palencia, por la Comunidad de Claretianos los Padres, Segundo Gutiérrez, Alfonso Rivera, Francisco Juberías e Isidro Pozuelo. D. José Luque Requerey y el dominico y antiguo cofrade Fr, Rafael Cantueso Cárdenas. Ocupó un sitial en presbiterio el Párroco de San Andrés D. Manuel Márquez González.
Como Padrinos de la Coronación actuaron la Congregación de Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María, representada por el Superior provincial de la Bética, Rvdo. P. Manuel Carrasco Díez y las religiosas jerónimas del Monasterio de Santa Marta, que por ser de clausura, fueron representadas por los Sres. Ranz Porras.
Monseñor Infantes Florido pronunció una bella homilía sobre el simbolismo de la Coronación Canónica de una imagen. «Estamos coronando -dijo el Obispo- no sólo a una imagen, sino a toda la devoción mariana de Córdoba».
El Hermano Mayor de la Cofradía, procedió a dar lectura al decreto del Obispo de Córdoba, otorgando el honor de la Coronación Canónica a la sagrada imagen de Ntra. Sra. de las Angustias, y el Superior de la Comunidad de Padres Claretianos, leyó una bendición especial enviada por S.S. el Papa Juan Pablo II, con motivo de dicha Coronación.
Emocionante en grado sumo resultó el momento en que el Sr. Obispo, una vez bendecida la corona, que sostenían los Padrinos de la ceremonia, subió hasta la imagen de Ntra. Sra. de las Angustias y procedió a colocársela. En dicho momento estalló en el público una ovación unánime y prolongada mientras se oían vivas a la Virgen de las Angustias. También en el mismo momento, se produjo en la ciudad un repique general de campanas, iniciado por las de la Santa Iglesia Catedral.
Fue brillantísima la parte musical de la Misa, en la que intervinieron la Orquesta Municipal «Ciudad de Córdoba», la Coral de la cátedra «Ramón Medina» y la de «Ntra. Sra. de la Fuensanta «, bajo la dirección del maestro D. Luis Bedmar Encinas. Actuaron como solistas la soprano Rafi Sánchez y el barítono Francisco Madueño. Se interpretaron composiciones musicales de Pergolessi, Bedmar, Peris, Báez, Bach y Haendel. Durante el Ofertorio, Rafi Sánchez, cantó la «Plegaria a Ntra. Sra. de las Angustias» de la que es autor el profesor D. Enrique Báez Centella con letra de D. Manuel Revuelto Nieto.
LA VIRGEN DE LAS ANGUSTIAS POR LAS CALLES DE CÓRDOBA
Aproximadamente a las doce y media de la mañana, una vez terminados los actos de la Coronación, se inició la procesión que llevaría a la Virgen de las Angustias por las calles de Córdoba a hombros de sus cofrades-costaleros dirigidos por el Capataz D. Patricio Moreno Moreno.
Abrían marcha a la comitiva los batidores a caballo de la Policía Municipal, seguidos de la Cruz conventual y ciriales portados por jóvenes cofrades, revestidos con dalmáticas rojas galoneadas de oro. Dos cofrades más, con dalmáticas y ciriales precedían al paso de Ntra. Sra. tras la bandera de la Hermandad. Las dalmáticas fueron cedidas por la Hermandad del Santo Sepulcro y los ciriales por la del Stmo. Cristo de la Misericordia. Tras el paso de la Virgen iba un palio de respeto portado por cofrades, cedido para esta ocasión por la Hdad. del Stmo. Cristo del Remedio de Animas.
Más que una procesión, fue una manifestación entusiasta del fervor popular hacia Ntra. Sra. de las Angustias. Los cofrades no portaban cera, ni los directivos, vara; tan sólo la medalla de la Hermandad como distintivo.
Salió la comitiva por la puerta del templo recayente a la calle de San Pablo, para seguir por la de Alfonso XIII para detenerse a sus llegada a la Plaza de Osio, donde están enclavados los Conventos de las Hermanas de la Cruz y de San Rafael, (Madres Capuchinas). Al pasar la Virgen por el primero, fue vuelta hacia las religiosas que se encontraban en el portal del mismo y que entonaron unos motetes en honor de Ntra. Sra. El momento resultó emocionante como lo fue también la posterior entrada en el Convento de las Madres Capuchinas, considerada la poca altura de la puerta y cuya iglesia se encontraba totalmente ocupada por el público. Una vez dentro, las monjas le ofrecieron un ramo de flores y llenas de emoción le cantaron una Salve.
Se reanudó la comitiva por la calle Alfonso XIII a la Plaza de los Bañuelos y considerando que el tiempo amenazaba lluvia, la Junta de Gobierno determinó no dar la vuelta a las Tendillas como estaba previsto, y por Diego León seguir a Claudio Marcelo, Capitulares y San Pablo a Santa Marta.
La entrada en el patio del Monasterio fue magistralmente realizada por el Capataz D. Patricio Moreno y costaleros, ejecutando limpiamente un «giro» y una «media altura» extraordinariamente difíciles. En dicho patio ya había gran cantidad de público junto a las Religiosas jerónimas y la Junta de gobierno de la Hermandad del Stmo. Cristo de la Misericordia y Ntra. Sra. de las Lágrimas en su Desamparo, cuyas imágenes se encuentras de un modo provisional en dicho Monasterio por estar en obras la iglesia de San Pedro donde tienen su sede canónica.
Las religiosas recibieron a Ntra. Sra. de las Angustias con visibles muestras de emoción, júbilo y fervor. Entonaron una Salve y después unos motetes en honor de la Virgen, que finalmente, volvió por el mismo camino que a la ida a su iglesia de San Pablo donde penetró entre vítores y aplausos mientras la Banda de Música del Centro Cultural Calíope interpretaba el Himno Nacional. Faltaban pocos minutos para las tres de la tarde y felizmente no sólo no llovió, sino que el cielo había quedado totalmente despejado.
Tanto a la salida como a la entrada de las imágenes en el templo, el P. Segundo Gutiérrez C.M.F. pronunció unas sentidas palabras que calaron muy hondo en la sensibilidad de los cofrades y devotos que contribuyeron a que el comportamiento de todos fuera auténticamente ejemplar y que la procesión se desarrollara dentro de un ambiente de devoción y fe popular, de respeto y de admiración hacia Ntra. Sra. de las Angustias. Gran número de personas presenciaron el paso de la comitiva por las calles del itinerario y muchos balcones ostentaron colgaduras y mantones de Manila.
Debemos dejar constancia que, según parece y desde hace ciento veintidós años, la Virgen de las Angustias no salía en procesión fuera de la Semana Santa. El hecho a que nos referimos tuvo lugar el 1 de Septiembre de 1865, cuando la Virgen de Linares vino desde su Santuario a la Colegiata de San Hipólito para realizarle unas rogativas y evitara en Córdoba una epidemia de cólera que ya invadía algunas capitales andaluzas.
RECUERDO A LOS COFRADES DIFUNTOS
Como epílogo piadoso a los brillantes actos celebrados con motivo de la Coronación Canónica de Nuestra Sagrada Titular, la Hermandad quiso manifestar como sus cofrades difuntos siguen vivos en su recuerdo. Así en la mañana del lunes día 12 de octubre, una representación compuesta por los señores Benítez Guerra, Fr. Rafael Cantueso O.P., Flores Rojano, Flores Revuelto, Milla Romero, Murillo Rojas, Ortiz Costi, Salcedo Hierro ( D. Manuel), Sánchez Cuevas y Sánchez Garrido, visitó los cementerios de San Rafael y Ntra. Sra. de la Salud, deteniéndose ante las tumbas de antiguos directivos y cofrades para rezar un Padrenuestro y depositar en las mismas un ramo de flores, procedente de la ofrenda realizada la tarde del sábado anterior a Nuestra Señora.
ALMUERZO DE HERMANDAD
El mismo día 12, a las dos y media de la tarde un grupo de directivos, Damas Camareras y cofrades, nos reunimos en un almuerzo de hermandad celebrado en el salón Liceo del Círculo de la Amistad, presididos por el Hermano Mayor y señora, el Deán de la S.I .C. D. Alonso García Molano, el Superior de la Residencia de Padres Claretianos D. Olimpio Arranz; el P. Segundo Gutiérrez C.M.F. y la Camarera Mayor, Dª Mercedes Aranda, Vda. de Coello de Portugal. Debido a encontrarse enfermo, no pudo asistir el Pregonero de la Coronación D. Miguel Salcedo Hierro.
El P. Segundo Gutiérrez, a los postres, pronunció unas palabras alusivas a la Coronación Canónica de Ntra. Sra. de las Angustias que terminaron con esta composición poética:
«Tu semblante, Madre, expresa
el contento y el sufrir;
Tú nos haces resurgir
-paz y amor- junto a tu Mesa.
De esta maternal sorpresa
hoy nuestra Hermandad blasona
Reina de Angustias y Luz
con júbilo te pregona
con Cristo junto a la Cruz.
Ella es tu mejor CORONA.»
También intervino nuestro Hermano Mayor para mostrar su satisfacción por la brillantez y solemnidad que habían revestido todos los actos celebrados.
Seguidamente, el Cronista de la Hermandad, Sr. Sánchez Garrido dio lectura a una adhesión del veterano D. Francisco de Sales Melguizo Fernández, residente en Sevilla, que si bien estuvo en Córdoba durante todos los actos de la Coronación, hoy había tenido necesidad de ausentarse. La adhesión consistía en una saeta improvisada la mañana de la Coronación y cuya letra es la siguiente:
«Por tus Angustias, María,
mi alma está confortada.
¡No me dejes, Madre mía!
Te lo pido en este día
de tu imagen Coronada.»
APORTACIONES ECONÓMICAS
No puede faltar en esta extensa crónica, que ha de formar parte de la historia de nuestra Cofradía, lo referente al tema económico, ya que la organización de todos los actos ya citados han originado unos gastos extraordinarios, que no podían ser afrontados con los ingresos normales de la Hermandad. Y eso teniendo en cuenta que nos movimos en una línea de gran austeridad, puesto que la Coronación se hizo con la corona que ya poseía la imagen, convenientemente restaurada por el artista D. Francisco Díaz Roncero. No obstante hubo considerables gastos, ineludibles, que gracias a Dios y a la ayuda de todos, esperamos poder cubrir.
Nuestra gratitud ha de ir en forma destacada y en primer lugar, al Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Córdoba, a su Obra Cultural y al Departamento de Relaciones Públicas; al Ayuntamiento y a la Diputación provincial; a los cofrades y devotos y a cuantas entidades particulares nos concedieron su colaboración. La Junta de Andalucía, prometió una subvención, pero de ella hasta el momento presente, nada sabemos.
Los datos pormenorizados de ingresos y gastos, figuran en el libro abierto a tal fin, contabilizados por nuestro directivo D. Antonio Benítez Guerra que actuó como Tesorero de la Coronación, secundado por el de la Hermandad, D. José L. Sánchez Cuevas.
En cuanto a la correspondencia cursada y recibida con motivo de la Coronación Canónica de Ntra. Sra. de las Angustias figura en el Archivo de la Secretaría y también en el legajo especial dedicado a S.M. el Rey, D. Juan Carlos I, como Hermano Mayor de Honor de la Cofradía.
GRATITUD DE LA HERMANDAD
La Junta de Gobierno de la Hermandad al mostrar su satisfacción por el feliz desarrollo de todos los actos, quiere expresar su gratitud, sincera y sentida, no sólo hacia aquellas entidades que antes se reseñaron, sino de un modo especial al pueblo de Córdoba, que, con su presencia masiva en todos cuantos se organizaron, demostró la que la continuidad de la devoción a la Virgen de las Angustias es una constante en la historia de Córdoba que se mantiene viva a lo largo de los siglos.
Con posterioridad a la fecha de la Coronación, la Junta de Gobierno recibió incontables testimonios de felicitación, por la brillantez de todos y cada uno de los actos organizados. Entre las felicitaciones recibidas figuran la de los Obispos de Córdoba y de Cádiz-Ceuta; miembros del Cabildo Catedral, Párrocos y Comunidades religiosas; Hermandades y Cofradías, tanto de Córdoba, como de otras ciudades andaluzas; Centros oficiales y Comunidad de Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María a la que hemos de expresar muy singularmente no sólo nuestro agradecimiento por la estrecha colaboración recibida para el logro del fin que nos propusimos, sino también nuestras disculpas por las molestias que les hemos causado.
TESTIMONIOS DE HERMANDADES
Breve, pero muy expresivo capítulo aparte merecen las Hermandades y Cofradías de penitencia y gloria, que se han sentido totalmente identificadas con nosotros en estos momentos de tanta trascendencia histórica para la nuestra. Todas ellas sin excepción estuvieron presentes en el emotivo acto de la ofrenda de flores a nuestra Sagrada Titular, en la noche del sábado 10 de octubre. Y particularmente, por parte de determinadas Hermandades, hemos recibido inequívocas muestras de adhesión y simpatía, en forma de gentiles recuerdos. Así, por ejemplo, la Hermandad de Ntra. Sra. de los Dolores nos hizo entrega de una magnífica bandeja con expresiva dedicatoria; la Hermandad de Ntro. P. Jesús Nazareno y María Santísima Nazarena, nos ofreció un artístico libro de firmas, realizado en cuero repujado por su Hermano Mayor D. Andrés Valverde Luján y con los escudos de ambas Hermandades en plata cincelada por D. Alfonso Luque; la Hermandad del Stmo. Cristo de Gracia, un relicario, con una cruz realizada con astillas del la imagen de su Cristo, obtenidas cuando fue restaurada. También nos entregaron pergaminos o fotografías enmarcadas de sus respectivos titulares, con dedicatoria, las Hermandades del Santo Sepulcro, del Santísimo Cristo del Remedio de Animas y la del Prendimiento. Por su parte, las Hermandades de Ntro. P. Jesús Caído y el Santísimo Cristo del Amor, nos facilitaron sus candelerías para el exorno del Altar Mayor. Asimismo, la Congregación de Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María, nos entregó un relicario, conteniendo una reliquia de San Antonio María Claret, y, por su parte, el P. Segundo Gutiérrez nos entregó una escultura, realizada por él, con madera de los cinco continentes, representando la angustia.
COMUNICACIÓN DE S.M. EL REY
Con fecha 20 de octubre, se recibió una carta firmada por el Jefe de S.M. el Rey, Marqués de Mondéjar, el cual, en nombre del Monarca, acusaba recibo y expresaba su gratitud por el envío de un ejemplar de la revista ALTO GUADALQUIVIR. al propio tiempo anunciaba el envío de una fotografía de S.M. que se encontraba en el Despacho, pendiente de su dedicatoria.
MEDIOS DE COMUNICACIÓN
La prensa, la radio y la televisión se ocuparon ampliamente de todos y cada uno de los actos celebrados con motivo de la Coronación Canónica de Ntra. Sra. de las Angustias. Destacó muy especialmente el periódico CÓRDOBA, que dedicó espacios especiales a dicho tema. En unos videos obtenidos por el fotógrafo LADIS, se recogen todos los actos de la Coronación y posterior procesión de nuestra Titular, que constituyen un inestimable recuerdo de los mismos.
En nuestro ALBUM DE PRENSA del año 1987, especialmente dedicado a estas efemérides, pueden encontrarse recogidos cronológicamente, los recortes de todos los periódicos que insertaron en sus páginas trabajos relacionados con la Coronación Canónica de Ntra. Sra. de las Angustias. Ellos pueden servir de ampliación a la presente crónica a quienes deseen consultar sobre el tema.
SATISFACCIÓN DEL SR. OBISPO
Con posterioridad a los actos celebrados, el Obispo de la diócesis, M. Infantes Florido, mostró ante nuestro Hermano Mayor, y un grupo de directivos, su satisfacción por el buen desarrollo de los mismos. Tales sentimientos los confirmó el Prelado, al recibir conjuntamente a las Juntas de Gobierno y Coronación de la Hermandad, en la tarde del miércoles 28 de octubre.
En este acto y por nuestro Hermano Mayor le fueron entregados al Prelado un artístico pergamino, como recuerdo de la Coronación, obra del artista-cofrade D. Rafael Salido Pérez; una medalla de plata de la Hermandad y una copia del video obtenido por LADIS que contiene toda la ceremonia del día 11.
El Sr. Obispo agradeció dichos recuerdos y tuvo un amplio cambio de impresiones con los representantes de la Hermandad a quienes reiteró su complacencia, ya que hasta él habían llegado -dijo- numerosas opiniones y todas ellas coincidían en que el desarrollo de todos los actos de la Coronación, habían resultado perfectos, en todos los sentidos y, sobre todo, acordes con un sentido de austeridad y profundidad religiosa.
Finalmente el Sr. Obispo, escribió una expresiva dedicatoria en el Libro de Honor de la Coronación, y posó para el fotógrafo LADIS, que obtuvo varias fotografías, con los comisionados de la Hermandad, a los que acompañaba el Rvdo. P. Olimpio Arranz, Superior de la Residencia Claretiana de San Pablo y Consiliario de la Hermandad.
CABILDO DE GOBIERNO
En la tarde del jueves día 29 de octubre, tuvo lugar en nuestra Secretaría un Cabildo de Gobierno, presidido por el Hermano mayor y el P. Olimpio Arranz, y al que asistieron la mayor parte de sus componentes. En dicho Cabildo se hizo un balance de los actos celebrados con motivo de la Coronación Canónica de nuestra Titular y el Hermano Mayor dio cuenta oficialmente de la visita realizada la tarde anterior al Sr. Obispo, resaltando la satisfacción mostrada por el Prelado. También la Junta se sintió complacida por el desarrollo de los actos, en lo que tanto los directivos como la mayor parte de los miembros de la Junta de Coronación han trabajado con ahínco.
El Albacea de la Junta, en funciones de Tesorero de la Coronación, D. Antonio Benítez Guerra, informó detalladamente de los ingresos y los gastos hasta el momento, ya que aún no se han podido cerrar las cuentas por faltar algunos ingresos anunciados, como también gastos previstos.
Se tomó el acuerdo de encargar al artista Sr. Díaz Roncero, una placa, conmemorativa, para entregar a D. Miguel Salcedo Hierro como recuerdo a su Pregón de la Coronación. También se fijó la cantidad a abonar a la Banda de Música del Centro Cultural Calíope de Fernán Núñez, ya que dejaron a nuestro criterio fijar dicha cantidad.
Se dio cuenta de la entrega de los recuerdos que figuran en otro lugar de esta crónica, acordándose agradecer a D. Rafael Salido Pérez su inestimable colaboración. Asimismo se acordó agradecer a la familia Moreno Anguita el haber cedido un magnífico sillón, que usó como sede el Sr. Obispo en la Eucaristía de la Coronación y que fue el mismo que usó S.M. el Rey D. Juan Carlos en el Palacio de Congresos y Exposiciones, el día 28 de mayo de 1986, con motivo de su visita a Córdoba en los actos del XII Centenaria de la Mezquita Catedral.
Debemos cerrar el presente apartado con el acuerdo, adoptado por unanimidad, de que conste la felicitación y gratitud más expresiva al Hermano Mayor D. José Murillo Rojas, que al tomar posesión de su cargo, ya se trazó la idea, -y así lo comunicó a sus compañeros de Junta-, de iniciar las gestiones precisas ante la Jerarquía eclesiástica, para lograr la Coronación Canónica de la sagrada imagen de Ntra. Sra. de las Angustias y que pudiera llevarse a cabo en el tiempo más breve posible y dentro de un ambiente de devoción y austeridad, al par que solemne y brillante. Por ello, nuestro Hermano Mayor se ha hecho acreedor de todos los parabienes, que los componentes de la Junta le tributaron sin reservas.
Se tomó asimismo, el acuerdo de celebrar una Misa de acción de gracias ante nuestra sagrada Titular, a las ocho y media de la noche del jueves día 5 de noviembre, por la feliz realización de la Coronación Canónica de Ntra. Sra. de las Angustias.
VÍDEO PREMIADO
Una nueva satisfacción vino a unirse a las que los miembros de la Junta de Gobierno de la Hermandad de las Angustias habían experimentado en fechas precedentes. Y es que en la mañana del viernes 30 de octubre, recibimos la grata noticia de que la Obra Cultural del Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Córdoba, había otorgado el primer premio del Certamen Nacional de Videos, convocado con motivo del día Universal del Ahorro, al obtenido por el fotógrafo D. Ladislao Benítez Galán: LADIS, durante la procesión de penitencia de nuestra Hermandad, en la noche del Jueves Santo de 1987, el mismo que fue proyectado en el Centro Cultural CAJASUR, con motivo de la presentación del número especial de la revista ALTO GUADALQUIVIR, dedicado a la Coronación Canónica de la Virgen de las Angustias.
Desde aquí nos complacemos en felicitar a LADIS, tan ligado a nuestra Hermandad por vínculos de amistad y afecto, por el éxito profesional obtenido, que también alcanza a nuestra Cofradía de un modo directo.
ACCIÓN DE GRACIAS
En la noche del jueves, 5 de noviembre, en el altar de la Capilla de nuestra Titular, fue oficiada una Misa de acción de gracias a la Santísima Virgen de las Angustias, por el feliz desarrollo de todos los actos celebrados con motivos de su Coronación Canónica. Celebró la Eucaristía el Rector de Formación de la Hermandad, Rvdo. D. Rafael Gutiérrez Márquez y asistieron a ella con el Hermano Mayor la mayoría de los miembros de las Juntas de gobierno y Coronación, Damas Camareras y algunos cofrades.
El oficiante pronunció una breve homilía en la que resaltó el motivo del acto, que no era otro que expresar la gratitud de la Hermandad, por el feliz resultado de su Coronación Canónica. También se refirió al significado espiritual de una Coronación Canónica y el compromiso contraído por los hermanos-cofrades, en cuanto a que la estación de penitencia de la noche del Jueves Santo debe representar algo así como el resumen y compendio de todo un año vivido por la Hermandad dentro de un intenso espíritu cristiano.
AL PUEBLO DE CÓRDOBA
Cúmplenos finalizar la presente crónica reiterando la expresión sincera de la gratitud de la Hermandad, representada por la Junta de Gobierno, a nuestra Córdoba, que tantas muestras de amor y veneración hacia Ntra. Sra. de las Angustias ha venido dando a lo largo de los siglos y que ha culminado ahora, precisamente con motivo de su Coronación Canónica en el Año Mariano de 1987.
Que ella, desde su trono de Reina Coronada, nos bendiga a todos.
Córdoba 10 de noviembre de 1987. Año Mariano.
(La presente crónica está realizada sobre un texto básico elaborado por el Cronista-Archivero de la Cofradía D. José Luis Sánchez Garrido, en el que la Junta de Gobierno ha introducido algunas modificaciones y ampliaciones. Dicho texto básico queda también incorporado a nuestro Archivo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup