Sevilla

Montesión puntualiza en un comunicado la información de los candelabros del Mercadillo

Carlos Gómez. La Junta de Gobierno de la Hermandad de Monte-Sión ha puntualizado a través de un comunicado la información aparecida en XYZ, de la que nos hemos hecho eco en Gente de Paz, en la que se indicaba que se habían hallado unos candelabros de la hermandad en un Mercadillo.


Según la información de los compañeros de XYZ, un hermano de la sevillana hermandad de encontró en un mercadillo de Montequinto, cuatro de los candelabros de su hermandad, de la antigua candelería, los cuales uno de los vendedores ofrecía. En base a la versión de este diario, este hermano quedó sorprendido cuando en mitad de un paseo por aquel mercadillo encontró estos artículos, los cuales adquirió postrando dinero de su mismo bolsillo al vendedor, hecho que puso en conocimiento de la junta de gobierno y de los hermanos.

La información de XYZ prosigue indicando que en el cabildo de cuentas de la hermandad, este joven explico lo ocurrido, que halló cuatro candelabros de la candelería anterior a la coronación de la dolorosa, y que no dudó en poner dinero de su bolsillo para recuperar ese patrimonio de su hermandad. El cofrade expuso los detalles y mostró los candelabros a los hermanos y a la propia Junta de Gobierno, pidiendo las explicaciones oportunas que, hasta el momento de aparecer la noticia, no habían sido ofrecidas, por lo que no existe una versión oficial de lo ocurrido.

A resultas de esta información, la Junta de Gobierno de la Hermandad de Monte-Sión, «desmiente categóricamente que los hechos hayan sucedido durante el mandato de la actual Junta de Gobierno, ni en ninguno en la que los actuales oficiales formasen parte», al tiempo que añade que «esta acusación de enajenación patrimonial causa un daño grave tanto a la Hermandad de Monte-Sión como a las distintas Hermandades que en los últimos años le han sido cedido puntualmente bienes para sus cultos».

Así mismo, manifiesta con rotundidad que «la Hermandad de Monte-Sión previa las averiguaciones oportunas, se reserva cuantas acciones conforme a derecho le amparen para proteger sus intereses, salvaguardar su imagen y las graves acusaciones hechas públicas, las cuales atentan contra la integridad de los miembros de la corporación».

Foto Javier Fortúnez