Sevilla

Navarro Arteaga opina sobre la polémica surgida en torno a la salida del Crucificado de Pasión y Muerte


Blas Jesús Muñoz. Como informábamos en Gente de Paz, el imaginero trianero José Antonio Navarro Arteaga se ha visto envuelto en una polémica con la Hermandad de Pasión y Muerte, a cuenta de un informe que elaboró acerca del mecanismo de salida del titular crístifero de la cofradía de vísperas, de la que, además, es hermano.
En una carta remitida a El Correo de Andalucía, Navarro Arteaga manifestaba que vivía «estos días atónito y perplejo ante una situación desconocida totalmente para mí como artista y escultor y hermano de luz de mi hermandad de Pasión y Muerte. En mis más de 27 años como profesional no me he encontrado una situación igual de desconcertante (…). Gane quien gane las elecciones a junta de gobierno del próximo viernes, estoy en disposición de anunciar, amparado en la ley de derechos de propiedad intelectual y derechos de autor, que no daré mi consentimiento a la salida de la actual parroquia, debido a la imposibilidad física que la misma tiene y, el riesgo al que se expone la imagen (…). Si la hermandad no es responsable del bien que tiene entre manos, tendrá que ser el autor, si esta vivo como es mi caso, el que vele por su imagen».
En un entrevista concedida a Esteban Romera para Pasión en Sevilla, Navarro Artega ha vuelto a dejar clara su postura en relación a este espinoso asunto. Así, ha señalado que «el problema de que un crucificado salga de forma horizontal radica en la posibilidad de que la tensión que soportan los materiales, en este caso la cruz o el mecanismo que la iza, pueda llegar al punto extremo de fatiga y rompa o falle algo que ya ha ocurrido en varias hermandades de Andalucía que salen de la misma forma». 
En este mismo orden de cosas, el imaginero sevillano afirma creer «que los hermanos de cualquier hermandad deben velar por la integridad de sus sagradas imágenes titulares. Por el mero hecho de saber que pudiesen concurrir circunstancias desagradables para dicha integridad, se debería anteponerse el interés del conjunto de hermanos al de intereses personales». 
Finalmente, en relación con la cofradía de Pasión y Muerte señala que «lo que me duele en el alma es que 75 hermanos de Pasión y Muerte no quieran ver a nuestra Madre del Desconsuelo bajo palio por las calles de Triana y esto sí es algo inaudito».







Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.