Sevilla

Nuestro Padre Jesús de las Penas de San Roque según Miguel Ángel Badía Álvarez

Magnífico reportaje de nuestro colaborador Miguel Ángel Badía Álvarez, (Cámara Cofrade), de Nuestro Padre Jesús de las Penas de San Roque imagen procesional titular de la Real, Ilustre y Fervorosa Archicofradía del Santísimo Sacramento, Pura y Limpia Concepción y Ánimas Benditas, Santísimo Cristo de San Agustín y Hermandad de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de las Penas y Nuestra Señora de Gracia y Esperanza, de Sevilla, conocida popularmente como Hermandad de San Roque.

Esta talla de Jesús Nazareno, realizada en 1939 por el escultor Antonio Illanes Rodríguez, fue expuesta por su autor en el Ateneo sevillano en ese mismo año, en el que la Hermandad contacta con él para su adquisición como imagen titular de la Corporación.
Se trata de una escultura realizada en madera policromada para vestir, de 1,65 metros de alto, que fue bendecida el día 10 de diciembre del citado año en la iglesia de Santiago.

Viene a sustituir a una anterior imagen que tenía esta Hermandad a la que en 1926 se le añadió una figura del Cirineo, desaparecida en el incendio provocado en la iglesia de San Roque en el año 1936, y que fue sustituida a su vez por otra nueva imagen realizada por Vergara Herrera en 1938.

El propio Antonio Illanes talló una nueva figura de Cirineo en el año 1963, recomponiéndose así el paso de Misterio que hace alusión a la quinta estación del Vía Crucis.
Estéticamente, el conjunto se inserta dentro de la corriente neobarroco|neobarroca sevillana. La figura del Cristo erguido, contrasta notoriamente con la posición muy inclinada de su cabeza. La contenida expresión de sufrimiento que emana del rostro, viene acentuada por el gesto de la boca entreabierta y la mirada baja.

Tiene su salida procesional haciendo estación de penitencia desde su sede hasta la Santa Iglesia Catedral en la tarde-noche del Domingo de Ramos de la Semana Santa sevillana, seguido en su paso de palio por la Virgen de Gracia y Esperanza.

La Hermandad de San Roque es una Hermandad relativamente joven, pues fue fundada hacia el año 1901 en la misma iglesia de San Roque donde hoy reside, a instancias del clero de esta parroquia. 
La idea se llevó a la práctica muy pronto por un grupo de cofrades, y las primeras Reglas se aprobaron en el año siguiente, 1902, en el que también realizaron su primera salida procesional.

En 1927 se fusiona con la Hermandad Sacramental de la parroquia por iniciativa del arzobispo de la ciudad, por lo que desde entonces cuenta con unos cultos de mucho prestigio, creándose su propia adoración nocturna.
En el año 1929 y con motivo del Congreso Mariano Hispano-Americano, se instaló en la iglesia del Salvador de esta ciudad el paso de palio de la Hermandad en la exposición sacra llevada a cabo en ese templo.

En 1936 y con motivo de los graves incidentes ocurridos en todo el país, la iglesia de San Roque sería incendiada, como tantas otras, perdiendo la Hermandad a sus imágenes titulares y gran parte de sus enseres. (Se salvó el paso del Señor que se encontraba en un almacén, la corona de la Virgen que guardaba su camarera, y otros pocos enseres). 
Entonces se veneraba a una imagen de Blas Molner, la Virgen de Gracia, que había pertenecido a la antigua hermandad del Cristo de San Agustín, del siglo XIV. [1]Como consecuencia de ello la corporación se vio obligada a distintos traslados por diversas iglesias de Sevilla, tales como las de San Ildefonso, Buen Suceso o Santiago, hasta quedar su sede reconstruida, en el año 1944.

En 1946 la Hermandad sufrió un nuevo incidente, aunque menos grave, cuando les fue robada la corona de la Virgen, posteriormente recuperada en parte. Y otros más en los años 1948 y 1961 debidos a las graves inundaciones que volvieron a deteriorar notablemente sus enseres y patrimonio.
Sin embargo la corporación siguió fiel a su empeño en mantener y afianzar a su Hermandad, que volvió a redactar y aprobar nuevas Reglas en 1956, que luego servirían de modelo para otras hermandades de la ciudad que más adelante se formarían.

A partir de ese momento la Hermandad de San Roque va creando su propio estilo de seriedad y disciplina que le caracteriza en su desfile procesional; estilo que se expande en sus muchas realizaciones artísticas, la consecución de su casa de hermandad, y su sentido de apertura a la parroquia y a su barrio.
Esta Hermandad ha tenido tradicionalmente una fuerte vinculación con el Ayuntamiento de la ciudad a través de la advocación del Santísimo Cristo de San Agustín, una imagen hoy desaparecida y que gozó de una fuerte devoción en Sevilla en los siglos XVIII y XIX. Hoy la Hermandad le rinde culto, al igual que a Nuestra Señora de las Madejas, dos antiguas adocaciones sevillanas que tuvieron sede en esta misma parroquia de San Roque.

Tiene su sede canónica en la citada iglesia de San Roque de Sevilla, situada en la plaza de Carmen Benítez, junto a la Ronda histórica de la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.