Jerez

Por un Santo Entierro Magno en Jerez en 2014

En el 2014 se va a celebrar el  750 Aniversario de la incorporación de nuestra ciudad a la Corona de Castilla y consecuentemente de la restauración del culto cristiano. 
Por tal motivo, las hermandades y cofradías, como asociaciones públicas de fieles que pertenecen a la Iglesia y que tienen como fines, entre otros, el culto a sus sagradas imágenes, la evangelización, el apostolado y la formación de sus hermanos, no deberían quedar al margen de dicha celebración y que mejor que poder  contribuir a la conmemoración de dicha efeméride con la celebración de un Santo Entierro Magno.
En la ciudad de Jerez se han desarrollado tres Santos Entierros Magnos, organizados por la Hermandad del Santo Entierro. Fueron en los años 1956, 1958 y 1959. En 1956 salieron cinco pasos, aparte de los propios de la Hermandad de la Piedad; Huerto, Prendimiento, Flagelación, Coronación y Viga. En 1958 también cinco; Huerto, Ecce-Homo, Sentencia, Penas  y Amor. Y en 1959, sólo cuatro; Huerto, Prendimiento, Sentencia y Descendimiento. Además, en el año 2000 tuvo lugar la Procesión Magna Jubilar, en la que formaron parte todos los pasos de misterio de la Semana Santa jerezana.

Dejando aparte las procesiones extraordinarias que se están desarrollando en el presente año con motivo del Año de la Fe, en las dos últimas décadas en un buen número de ciudades, tanto de la provincia de Cádiz como del resto de Andalucía, se han llevado a cabo este tipo de celebración en el Sábado Santo – Santo Entierro Magno o Procesión Magna –  y siempre ligadas a una efeméride histórica, religiosa o cofrade. Así han sucedido las siguientes: Sevilla en 1992 (V Centenario de la evangelización de América), Écija en 1999 (Año Santo Jubilar), Málaga en 2000 (Año Santo Jubilar), Morón de la Frontera en 2000 (Año Santo Jubilar), Sevilla en 2004 (IV Centenario de la primera estación de penitencia de las hermandades sevillanas a la Catedral), Las Cabezas de San Juan en 2005 (Cincuentenario de la reorganización de la hermandad del Santo Entierro), Utrera en 2007 (V Centenario de la llegada de la Virgen de Consolación), Granada  en 2009 (Centenario del Desfile Antológico de 1909), San Fernando en 2010 (Bicentenario de la Constitución de las Cortes de 1810) y Cádiz en 2012 (Bicentenario de las Cortes de Cádiz de 1812). Y más concretamente en nuestra Diócesis de Asidonia-Jerez se han celebrado dos Santo Entierro Magno en la jornada del Sábado Santo: en el 2011 en Sanlúcar de Barrameda con motivo del  350 Aniversario de la fusión de las hermandades de las Cinco Llagas y Santo Entierro y este año, el 2013, en Villamartín, por el Año de la Fe.
Remontándonos más tiempo, nos encontramos que en 1948, tuvo lugar un Santo Entierro Magno en la ciudad de Sevilla con motivo del VII Centenario de la conquista de Sevilla, cuasi idéntica efeméride por la que se propone celebrarlo en Jerez en el 2014.
La composición del cortejo seguiría el orden de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo, no siendo el objetivo de este Santo Entierro Magno la sucesión de todos los pasos de misterio de la Semana Santa de Jerez, tal y como sucedió en la Procesión Magna del año 2000, sino una representación de los mismos, en los que se refleje los momentos más significativos de la Pasión, pudiendo estimarse en una cifra no superior a dieciséis pasos – incluidos los dos de la Hermandad del Santo Entierro – como el número idóneo para dicha celebración en el contexto de una ciudad como Jerez de la Frontera y siendo acompañada cada cofradía por no más de diez parejas de cirios con la túnica nazarena.
En cuanto al recorrido común, sería la misma Carrera Oficial que para el resto de días de la Semana Santa, pudiendo entrar la cruz de guía en torno a las cuatro y media de la tarde en el Palquillo de la Alameda Cristina y saliendo el último paso de la Catedral sobre las ocho de la tarde, con un tiempo de paso de toda la procesión inferior a las dos horas. Estos horarios serían totalmente compatibles con la celebración de la Vigilia Pascual, no sólo en la Catedral, donde desde las ocho y cuarto de la tarde queda expedita para la celebración de la misma, sino también en los templos donde haya salido alguna cofradía y se vayan a celebrar dichos Oficios.
Los itinerarios de ida y vuelta de los pasos a sus respectivos templos, se harían de forma coordinada por la Unión de Hermandades, sin interferir unos sobre otros y por el itinerario más corto. Los acompañamientos musicales de las hermandades que lo lleven, se retirarían antes de iniciar la Carrera Oficial e incorporándose a la salida de la Catedral.
La celebración de un Santo Entierro Magno en la jornada del Sábado Santo conllevaría que, además de no tener que montar «ad hoc» ninguna infraestructura, el presupuesto del mismo quedaría cubierto con un suplemento en el abono para los usuarios de los palcos y sillas de la Semana Santa, quedando siempre la posibilidad de poder alquilar las sillas y palcos de aquellos que no reserven este día adicional.
Por tanto, considerando que la celebración de un Santo Entierro Magno debe estar vinculada a una efeméride significativa, creo que el 750 Aniversario del restablecimiento del culto cristiano en nuestra ciudad es motivo más que suficiente  para que el sábado 19 de abril de 2014 pudiéramos disfrutar del mismo.
Ciro Molinillo Lamparero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup