Málaga, Pentagrama

Quince años de Cristo del Mar

Blas Jesús Muñoz. La tarde de viernes se vence a la noche y, a la entrada de Málaga, la radio sintoniza en su escáner automatizado del smartphone un programa de cofradías. Sonrío. En Zamarrilla organizan un evento solidario y me preguntó una vez más, qué tendremos que hacer para que se nos respete.
Es un viernes distinto, por diferentes razones. Llevo una semana temiendo por el futuro de la siguiente generación. Son las mismas preguntas de hace tanto, cuando escuchaba dobladas las conferencias de Sartre y el francés por debajo de la voz del locutor. Ahora como entonces me sigue entusiasmado una procesión. 
El director de Cristo del Mar entra en el programa y mi atención vuelve a la radio. Este fin de semana actúan en el certamen Madre Cigarrera. Las primeras calles de Málaga me llevan a Sevilla, a los recuerdos de aquellas madrugadas que tanto me fascinaron. Las mismas calles por las que el director de la banda narra como debutaron hace quince años en dicho concierto, cuando la banda se formaba.
Hablan de lo simbólico de regresar en este aniversario, del pasacalles, del concierto, de Tres Caídas, de Las Cigarreras… Todo es familiar y ajeno. Pienso en que la radio es maravillosa, nunca la cambiaría. Echo de menos un programa semanal en mi ciudad. Siento envidia. La música suena, mi destino de llegada se aproxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.