Sendero de Sueños

Sendero de Sueños: Dinero, dinero, dinero…

Parece ser que está de moda hacer público lo que, algunas hermandades destinan a la labor social. No querrán, al menos en Sevilla, que después Monseñor salga en rueda de prensa y ponga las orejas coloradas, sin razón por cierto.

Hablar de dinero siempre me han dicho que es de mala educación, sin embargo, parece que, en los tiempos que corren, es lo único que importa. Se ha elaborado hasta un informe en que se refleja la cuantía que se destina a tal fin. ¿Se convertirá en algo tan usual como los datos del paro? ¿Se fiscalizará la cuantía destina a obra social?
Las cofradías, como asociación perteneciente a la Iglesia, debe de ayudar al prójimo, y no sólo económicamente. Muchas veces hace más falta la ayuda emocional. Pero, esto no se puede contabilizar. Entonces, volvemos a lo mismo, ¿sólo importa el dinero? ¿Por qué querrá el obispado controlar hasta el último céntimo que una hermandad tiene y da? ¿Es una nueva manera de fiscalizar como una especie de Agencia Tributaria? ¿O será que es un indicativo del dinero que mueven las hermandades con vistas a engordar el famoso diezmo?
Esto es lo que tenemos…, cuentas ojeadas, cosa que me parece estupendo, todo tiene su parte positiva… así habrá hermanos mayores que no podrán hacer negocio con el dinero de todos los hermanos.
Raquel Medina





Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup