Sendero de Sueños

Sendero de Sueños: A pecho descubierto

Nunca o casi nunca, no me gustaría pillarme los dedos, escribo temas relacionados con el mundo del costal, pero ante los hechos acontecidos y como hermana de la Hermandad de La Paz me siento obligada a ello.

Como el «mundillo de abajo» no es el mío y tampoco llama mi atención creo que seré bastante imparcial (en lo que refiere a nivel técnico) en la noticia bomba y que está haciendo arder redes sociales y algún que otro teléfono. Esta noticia no es otra que la no ratificación de D. Rafael Muñoz Cruz y, por consiguiente su equipo,  como timoneros del palio de la Paloma Capuchina.
Era un rumor que se escuchaba desde hacía tiempo en el seno de la Cofradia pero que nunca se llegaba a materializar; sin embargo, ese momento ha llegado y no de la mejor manera. Sí, es verdad que nadie se esperaba que saltara la noticia un 1 de julio, más bien se esperaba después de una salida; pues no tiene sentido ahora, pero para esto no hay cánones algunos. Demostrado queda por las acciones, no sólo de esta corporación, sino por la de muchas otras también. ¿Por qué ahora con el inicio del tiempo estival? Es la primera cuestión que me hago.
No sé cuales son los motivos que han llevado a esta Junta de Gobierno a tomar esta decisión, acertada o no, (creo que mi postura se adivina por este escrito). Desde mi humilde opinión, este órgano es soberano para tomar esta clase de decisiones sin tener que dar explicaciones a nadie, sólo al interesado, que supongo que habrán hecho. ¿El problema?, que según todo lo publicado no ha habido la suficiente claridad, no han estado presentes quienes debían de estar y la caquita se la han tenido que comer otros, incluido el que presuntamente estaba en contra de esta decisión.
Me consta que Rafael, en lo que respecta al estilo que lleva el palio de nuestra Madre (algo que hemos perdido y no llegamos a encontrar), sólo ha acatado órdenes de las Juntas que gobernaban en ese momento. ¿»Desacato a la autoridad» se le va a achacar? Mal camino cogemos. Tampoco se le puede achacar deslealtad hacia la Hermandad, ni un mal gesto o palabra hacia la misma, pues no es persona de esa condición.
No voy a hablar de si tiene técnica o no, pues no entiendo de ello (ya lo he dicho al principio), para eso están los «entendidos» y su cuadrilla, que creo que ya se ha manifestado al respecto, por lo que no voy a ser repetitiva. Sin embargo, y esperando que nadie se moleste, el cambio no ha sido para mejor, que es lo que hay que mirar.  ¿De qué se acusa exactamente al hijo del Capataz de Capataces?
Yo, como hermana de luz sólo puedo hablar de apreciaciones, de sentimientos transmitidos. De cariño hacia su gente, de ayuda a los demás, sobre todo hacia aquellos que desean ser los pies de la Señora y los hermanos en general.
Rafael no es hombre de pregonar delante del palio. Todo su ser va debajo. Es uno más de los hombres de la Virgen. No necesita abrir la boca porque sus ojos lo dicen todo. Son el reflejo de un corazón blanco y verde. Un corazón criado a sus pies.
Ni le he llamado ni escrito, entiendo que tiene que estar pasando un momento delicado en su vida (y lo entiendo bastante bien, pues yo misma lo padecí en su momento, hace tres años precisamente, cuando viví una situación parecida o igual, diría yo, y ya se lo dije al Hermano Mayor de entonces: «Tiene usted una Junta de cobardes», ¿lo recuerda? ¿Recuerda usted qué hizo y qué ocurrió? El tiempo me ha dado la razón, ¿verdad, señor?). Y ahora que me digan lo que quieran, que me busquen, mi nombre está al final, por si alguien lo ha olvidado. Voy a pecho descubierto (como siempre he ido en esa casa); y moriré en la batalla, peleando, luchando por dejarle a mi hija, a los hijos de los exiliados, una Hermandad unida, una Hermandad como se concebía antaño (mejorando los errores cometidos, claro). Una Hermandad que a muchos parece que se le ha olvidado al ocupar un sillón y coger un trozo de metal cincelado que no vale nada.
No quiero desviarme del tema, jajaja, pero lo he hecho, porque quería dejar constancia de que comprendo perfectamente el sentimiento que pueden estar sintiendo en sus corazones Rafael y todo su equipo. Sin embargo, y ahora que tengo la ocasión, me gustaría mandarles un beso y un abrazo, y decidles que por encima de todo quedan Ellos, nuestros Titulares, todo lo demás… es pasajero. Y pasará…, estoy segura.
Raquel Medina




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup