Sendero de Sueños

Sendero de Sueños: Puede que a alguno el pasado le explote en la cara

Llevo varios días viendo como la noticia se propaga por redes sociales, incluso vi como hasta la televisión pública andaluza se hizo eco. Me refiero a la noticia de la dimisión del Hermano Mayor del Cautivo de Málaga.
El afectado, en Canal Sur, afirmó que ha sido forzado por el Obispado y que ha sido denunciado por un grupo de hermanos de la Hermandad. Independientemente de mi opinión personal, entiendo que la Iglesia tiene unas normas que hay que cumplir y, si no se cumplen, y tus hermanos denuncian a la autoridad competente, pues hay que dimitir. El ya ex hermano mayor, que seguirá como Consejero, afirmó también que estos hermanos denunciaron que no era por su divorcio la denuncia, sino por su conducta inadecuada.
¿Tenemos los demás el deber de hacerlo? ¿Estamos en posesión de la legalidad? Si es verdad que un hermano mayor debe ser alguien de conducta intachable y que esté en consonancia con lo que manda la Iglesia. Sin embargo, ¿no está cambiado esta institución?
En mi opinión hay veces que un hermano mayor debe ser una persona con unos valores adquiridos, cualidad de la que parece ser algunos carecen.
La autoridad competente está muy preocupada por indagar en la vida de algunos que fueron consecuentes con las normas, mientras hay quien detrás de un metal precioso se dedican a amenazar y a advertir. ¿Esto no es denunciable? ¿Ante ésto debemos callar y guardar silencio? 
Señores, queridos amigos, como diría Carmen Alcaide, en el programa Hormigas Blancas: «el pasado siempre vuelve» y puede ser que a alguno le explote en la cara.
Raquel Medina Rodríguez


Recordatorio Sendero de Sueños

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup