Sendero de Sueños

Sendero de Sueños: Tened Confianza

Sentada frente al ordenador me pregunto si estoy o no soñando…
Unos días raros los que he vivido, aunque siempre con el corazón latiendo deprisa y la vista puesta en el próximo fin de semana.
Sueño con el aroma de los pinares; con el sol del mediodía poniendo mi cara morena. Sueño con arenas doradas que llevan a la tierra prometida. Sueño con compartir mi alegría, mi cansancio, mi emoción…
Hoy, más que nunca, sueño con postrarme ante su mirada y sentir que el tiempo se detiene. Tengo tantas cosas que contarte… Hoy, más que nunca, sueño con verla…
Hoy, más que nunca, necesito estar a su lado para poder reflejarme en su acaramelados ojos y sentir que todo está bien, que todo va a salir bien.

Esta buena y hermosa fortuna no fue la única que me dejaron mis abuelos. Concretamente, mi abuela, se ha pasado media vida trabajando en el Mercado de Ciudad Jardín, a escasos metros de la parroquia de la Inmaculada. Una parroquia viva, a pesar de no contar con ninguna hermandad, cosa paradójica, ¿verdad? Hay parroquias con hermandades que están muertas.
Aún conservo la primera estampa que ella me dio con la Imagen de Castillo Lastrucci, esa imagen que fue la primera que vi al nacer, pues ya saben, antiguamente te llevaban del hospital a casa, y de casa a la Iglesia para bautizarte, pues bien, mi bautizo allí, por eso digo que fue la primera imagen que vi. Decía que aún la conservo. Toda mi infancia en la mesita de noche y de mayor cerquita de mí siempre.
Aquí ya no hay que soñar. Por fin la parroquia ha dado luz verde a la propuesta de Hermandad. ¡Ya era hora! Muchos ya la verán y ayudarán desde el balcón celestial. Ahora llega el trabajo lento y pesado. Pero despacio, no tengáis prisa. No importa esperar un tiempo más si con ello se construye una base sólida. No caer en los errores de otras corporaciones, que por querer dar zancadas de gigantes, no hacen nada más que empequeñecer a los ojos de los demás. Bueno, por lo menos, a los que no nos da miedo decir lo que piensa, aunque sea contrario a lo que manden los que mandan.
Tened siempre presente que “la prisa se tropieza con sus propios pies” y que lo importante es… TENED CONFIANZA EN ÉL.
Raquel Medina








Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup