Advertisements
Costal, Jerez

Una peculiar levantá por el Deán de la Catedral de Tarrasa

Juan Pérez. Lo leía hace unos días en Más Jerez del puño y
letra de Andrés Cañadas y no había sorpresa, pero sí una sonrisa
comprensiva. Hablaba la noticia de las curiosas dedicatorias de algunas
levantás y de los «olés» con que se responde desde debajo de los
faldones.
Relataba en su artículo un caso muy curioso que viene a
demostrar la tendencia de exaltación efusiva que tienen algunos
capataces a la hora de llamar al trabajo a sus cuadrillas. Aquí está el
ejemplo:

«Escucharme’ a mí. Está aquí conmigo, el deán de la Catedral del Tarrasa…
– ¡Óleee…!
¿Óle? ¿Óle de qué? ¿No?»

Una curiosa forma de dedicar una levantá en que el autor del artículo venía a poner sobre la mesa actitudes peculiares de algunos capataces. Aunque hablamos de una anécdota y no se sabe si el Deán era amigo del capataz sí es cierto que cada vez se oyen más dedicatorias peculiares e incluso ha sido la sensación de la Pascua la supuesta petición de mano de Antonio Santiago en el palio de la Aurora.

Advertisements
Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies