Verde Esperanza, 馃幎 Pentagrama

Verde Esperanza: La cruz. Verdades inc贸modas (II)

Si bien la semana pasada abordaba el tema de las bandas de Semana Santa
desde una perspectiva positiva, con todo lo que aportan a las Hermandades
incluso a la sociedad, hoy toca contar verdades inc贸modas, como en aquel art铆culo
que escrib铆 hace un a帽o m谩s o menos (Verdades inc贸modas de la m煤sica cofrade).
La semana pasada era la cara, hoy es la cruz.

Hay un argumento muy manido y facil贸n con respecto al mundillo de las
bandas que se utiliza a modo de defensa, y que seguro que alg煤n m煤sico de banda
est谩 tentado a utilizar al leer este texto. 驴Qu茅 haces t煤 鈥損or m铆- hablando
tanto de bandas si no has estado en ninguna en tu vida? Es un dato emp铆rico,
nunca he formado parte de ninguna banda ni tengo nociones musicales que
trasciendan m谩s all谩 de lo b谩sico. Pero鈥 驴ello me incapacita para hablar? En un
pa铆s donde cualquiera habla de pol铆tica o de cualquier otro tema sin tener ni
idea, incluso los propios m煤sicos hablan de Hermandades sin haber vivido lo que
significa formar parte de una, y mucho menos el esfuerzo que se requiere para
sacar una Cofrad铆a a la calle, incluido pagar a las propias formaciones
musicales. 驴Para opinar de bandas hace falta ser un experto musical? Pero si
los propios componentes, en l铆neas generales, tienen poca idea de solfeo,
exceptuando las bandas de m煤sica, con varios miembros de conservatorio entre sus
filas. Lo alababa la semana pasada, esa labor de formaci贸n musical hacia
chavales que, cuando llegan a una banda, no distinguen una corchea de una
redonda. As铆 que si alguien est谩 tentado a cuestionarme qu茅 hago exponiendo mi
reflexi贸n cr铆tica con respecto a un 谩mbito que no vivo de cerca鈥 que se
pregunte primero a s铆 mismo, 驴opino yo sobre las Hermandades que 鈥渕e鈥 pagan sin
tener ni idea de todo lo que hay detr谩s de una Estaci贸n de Penitencia? Por mi
parte est谩 bien que se haga, pero que nadie me venga a exigir t铆tulos de
conservatorio para expresar mi opini贸n libremente. Puedo no entender de
conceptos musicales avanzados, pero tengo o铆dos para escuchar y opinar sobre la
interpretaci贸n de las marchas, y tengo ojos para percibir comportamientos y
formas de actuar que se alejan de las que, a mi parecer, deber铆a tener
cualquier formaci贸n musical.
El de las bandas 鈥揷omo el de las Hermandades- es un mundo en general
turbio, cosa que achaco a la sociedad actual, el consumismo y el af谩n por sacar
dinero de cualquier forma. Hay una doble vara de medir que hace que la frontera
entre lo laboral y lo amateur quede un tanto difusa en este 谩mbito. Me explico.
Para unas cosas las bandas son para compartir la afici贸n por la m煤sica cofrade,
pero para otras se tiene una visi贸n totalmente empresarial para sacar provecho (鈧).
Con respecto a los contratos, se negocian gran cantidad de variables, se buscan
excusas hasta debajo de las piedras para tratar de encarecer al m谩ximo el
contrato en cuesti贸n. Kil贸metros, horas de estaci贸n de penitencia, 隆hasta
n煤mero y estilo de marchas que se tocan! Todo con tal de poder 鈥渢rincar鈥
-enti茅ndase las comillas como una expresi贸n coloquial- el m谩ximo. Y si cuela,
cuela. Para esto, las bandas s铆 son un mundo profesional o semi-profesional. Pero
en cambio es un mundillo de aficionados cuando no se reparte ni un c茅ntimo de
las ganancias de Semana Santa entre los componentes que han posibilitado que se
cobren esos contratos, o cuando se incumplen contratos firmados por a帽os porque
ha salido 鈥渁lgo mejor鈥 en otra parte, o cuando se racanean marchas en la calle鈥.
驴No perciben la hipocres铆a? O todos moros o todos cristianos, dobles varas de
medir, las justas. 
Es cierto que una banda tiene gastos durante todo el a帽o, unas m谩s, otras
menos, unos m谩s necesarios y otros menos. Y ni que decir tiene que al contratar
a una banda tienes que pagar por ello, porque est谩n prestando un servicio y han
de ser justamente remunerados por ello. Pero la excusa de los kil贸metros y dem谩s
no cuela. Primero porque la poca experiencia que tengo me dice que todos estos
pretextos que se帽alaba anteriormente se quedan en nada cuando, de coraz贸n, una
banda desea ir tras el paso que se le ofrece. La cuesti贸n econ贸mica queda en
segundo plano, no importan los kil贸metros ni las horas de procesi贸n. No quiero
generalizar, por ello me gustar铆a dejar bien claro que no todas las bandas
tienen esta visi贸n empresarial de este mundillo. Y segundo, y estrech铆simamente
relacionado con lo anterior, porque cuando se trata de un d铆a de los que es
complicado encontrar contrato, o especialmente cuando la oportunidad de tocar
en una capital aparece, todo aquello parece pasar a un segundo plano. Se cobra
transporte y poco m谩s, o ni eso. Es algo que se sabe y que ya denunci茅 en el
anterior art铆culo, por lo que no me extender茅. S贸lo cabe recordar que me
resulta parad贸jico que las Hermandades que m谩s ingresan 鈥搇as de capital- sean
las que, por regla general, menos pagan a las bandas, mientras que las
Hermandades m谩s humildes y con menos poder de generar dinero sean las que han
de pagar m谩s. Lo que en unas Hermandades con unas determinadas caracter铆sticas
es una competici贸n por ver qu茅 banda pide un contrato m谩s elevado, en otras
Hermandades con otras caracter铆sticas distintas es una competici贸n por ver cu谩l
se baja m谩s los pantalones con tal de darse 驴publicidad? en una ciudad
importante. 
Una formaci贸n musical tiene gastos, claro que s铆. Los dirigentes de las
bandas exigen empat铆a en este sentido, y est谩n en todo su derecho. Pero esta
misma empat铆a, 驴la demuestran? 驴Se ponen en lugar de la Hermandad en cuesti贸n a
la hora de hacer el presupuesto? Ya les digo yo que no, s贸lo hay que volver a
sacar el argumento que comentaba anteriormente de la diferencia de peticiones
econ贸micas por parte de una banda hacia una Hermandad en funci贸n de si es de
capital o no. Para quien no lo sepa, no s贸lo el m煤sico trabaja durante todo el
a帽o. Les puedo garantizar que en el seno de una Hermandad se trabaja igual
鈥搈谩s, bastante m谩s en mi opini贸n- que cualquier formaci贸n musical, de cara a
poder afrontar todo lo que supone sacar los pasos a la calle. Que nadie se
olvide.
Ya lo dec铆a en el art铆culo que escrib铆 el a帽o pasado. No creo que haya
muchos componentes de banda de cornetas, de m煤sica o agrupaci贸n musical que se
pasen ensayando todo un a帽o, muchas horas al d铆a haga buen o mal tiempo, tengan
otras obligaciones y actividades aparte de la m煤sica o no, para salir en Semana
Santa con Hermandades durante las menos horas posibles y lo m谩s cerca del
pueblo/ciudad que toque, y si es en el propio, mejor, por razones de comodidad
y rentabilidad financiera. Evidentemente la cosa cambia si se trata de cari帽o
hacia la Hermandad en cuesti贸n, pero no es eso a lo que me refiero. El chaval o
chavala que se acerca a una banda lo hace porque le gusta la m煤sica, pero
especialmente porque le gusta la Semana Santa. Quienes llevan las riendas de
las bandas deber铆an ser sensibles a los deseos de sus componentes, y olvidarse
de esa extra帽a visi贸n empresarial que les lleva a dejar escapar ocasiones que
realmente merecen la pena. Centrarse en buscar no los mejores contratos, sino
los acompa帽amientos musicales donde se encuentren m谩s a gusto y donde disfruten
m谩s de esta bendita locura llamada Semana Santa desde la perspectiva de las
bandas cofrades. Lamentablemente, nadie sale de pobre gracias a la Semana
Santa, ni siquiera desde una banda.
Deseo de coraz贸n que si alg煤n m煤sico se siente ofendido y ofuscado por lo
que lleva le铆do me disculpe, pues no es esa mi intenci贸n. Pero tambi茅n me
gustar铆a que se parara un momento a pensar. 驴Para qu茅 formas parte de una banda
de Semana Santa, incluso de su junta directiva? 驴Por qu茅 esa obsesi贸n con
exprimir el m谩ximo dinero a las Hermandades? Que una Cofrad铆a se fije en tu
banda para acompa帽ar a su amado Cristo o su amada Virgen deber铆a ser un halago,
no una oportunidad para sacar la m谩xima tajada. Una banda no es una empresa,
-tampoco lo es una Hermandad-. La funci贸n de las bandas es poner color musical
a la procesi贸n de un Sagrado Titular, y eso deber铆a ser un honor para cualquier
cofrade que tambi茅n sea componente de una de ellas.
Soy plenamente consciente de que todo lo escrito aqu铆 no es,
afortunadamente, sintom谩tico de todas y cada una de las bandas del panorama
cofrade, pero me temo que s铆 es tendencia. S茅 de muchas bandas cuyos dirigentes
realmente disfrutan tocando en Semana Santa, sin pensar en m谩s que seguir
mejorando la calidad musical y en poder ir pagando los gastos para que la banda
sobreviva y progrese. Pero principalmente, compartiendo la pasi贸n cofrade con
Hermandades de distintos lugares, creando recuerdos cuyo denominador com煤n es
la m煤sica. Me consta que muchos de los encargados de contrataciones se sienten
verdaderamente halagados porque uno se interese por su acompa帽amiento musical,
dejando de lado otras cuestiones que a mi juicio deber铆an ser secundarias. Brindo
por todos ellos, por todos esos cofrades de bandas de Semana Santa que he ido
teniendo la suerte de conocer durante mis pocos a帽os en este mundillo. Son
ejemplo a seguir para todos los dem谩s. La Semana Santa y la m煤sica son algo
demasiado grande y bello como para empobrecerlo con cuestiones mundanas.
Jos茅 Barea

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.

Suscr铆bete

Introduce tu correo electr贸nico para recibir todas las novedades.


Powered by WordPress Popup