Jerez

Viernes Santo jerezano en pleno otoño

Raquel Medina. A pesar de los pronósticos meteorológicos, la Hermandad de la Soledad de Jerez de la Frontera, pudo completar su programa de actos del 450 Aniversario fundacional, en el que había proyectada una procesión de sus Titulares.

En la tarde del pasado domingo, la corporación del Viernes Santo, pudo comprobar el cariño y la devoción del pueblo jerezano alrededor de sus Imágenes. Lo único que no se pudo llevar a cabo, tal y como se había previsto, fue la Eucaristía que tuvo lugar por la mañana y ser celebrada en el interior del Templo, y no en el exterior, como estaba programada.
El atardecer sirvió de escenario para la salida del primero de los pasos, el conjunto del Descendimiento de Ortega Bru con paso de Guzmán Bejarano, acompañado por la Banda de la Caridad. Después aparecía el paso de Nuestra Madre y Señora de la Soledad, desprendiendo olor a nardo, flor típica de esta época.
Durante el recorrido se vivieron momentos intensos y llenos de significado, como el encuentro entre la Imagen y el convento de las Mínimas en San Marcos, así como en la plaza de la Asunción ante el Cabildo antiguo donde se entregó la Medalla de Oro de la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup