El Rocío

Almonte cifra en 1,4 millones de personas la asistencia al Rocío Chico y la Venida de la Virgen

El Ayuntamiento de Almonte (Huelva) cifra por encima de 1,4 millones de personas la afluencia de pública registrada en el reciente Rocío Chico y en la Venida de la Virgen del Rocío a su pueblo. Así, los datos de movimiento de vehículos en la aldea entre el 16 y el 20 de agosto y de los residuos sólidos urbanos retirados arrojan un incremento del 14 por ciento con respecto al traslado de 2012 puesto que este evento se celebra cada siete años.

Según ha informado el Consistorio en una nota de prensa, así se desprende de los datos obtenidos de parámetros como el desplazamiento de vehículos a la aldea entre el 16 y el 20 de agosto –167.501 en total– o los kilos de residuos sólidos urbanos que se ha retirado –777.260 kilogramos–.

En esta ocasión, no se ha tomado como un parámetro más de medición la cantidad de agua consumida, ya que el Consistorio regó insistentemente entre el 14 y el 20 de agosto las calles de El Rocío y los caminos alternativos al de Los Llanos por donde trascurrió la Virgen con agua reciclada de su propia depuradora. Sí es llamativo el dato de que, sólo el 19 de agosto, 12.810 personas se trasladaron a la aldea en transporte público desde diferentes destinos.

Estos registros confirman «la idoneidad, la importancia y el acierto de haber requerido a la Junta de Andalucía la activación del Plan Territorial de Emergencias de la comunidad por vez primera en la historia de las Venidas, ya que éste es un acontecimiento que ha experimentado un crecimiento exponencial en los últimos catorce años y ya requiere de recursos que se escapan de las posibilidades del ayuntamiento», ha explicado la alcaldesa de Almonte, Rocío del Mar Castellano.

En este caso, el mensaje es siempre «de profundo agradecimiento» a las distintas administraciones que se han implicado en el operativo desplegado, desde el Gobierno central a la Diputación Provincial de Huelva, pasando, por supuesto, por la propia Junta de Andalucía y el mismo Ayuntamiento a través de sus respectivas áreas, así como la Hermandad Matriz de Almonte.

«Hemos trabajado durante un año en el análisis y disposición de los distintos escenarios que se podían dar a partir del convencimiento de que vendría más gente que nunca», ha señalado la concejal de El Rocío y directora del Plan Venida, Macarena Robles, que ha recordado que la pieza fundamental del importante engranaje diseñado ha sido la colaboración ciudadana «absolutamente ejemplar».

La edil ha agradecido, además, «las múltiples muestras de felicitación que hemos recibido a pesar de las complejas medidas de seguridad tomadas y que, en algún caso, pudieran parecer impopulares. Todo se ha hecho por seguridad».

Ahondando en este balance de la Venida de la Virgen del Rocío, el concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Almonte, Manuel Ángel Fernández, ha resaltado «el acierto probado» de las medidas adoptadas.

En este sentido, se ha referido al «riego de las parcelas aledañas al Camino de los Llanos por parte de la Comunidad de Regantes y de los agricultores de los sectores II-9, II-10 y II-11, a petición del propio Consistorio, al cierre y la reserva de la carretera A-483 entre Almonte y El Rocío sólo al tránsito de vehículos emergencia, al reparto de miles de botellas de agua en el camino y a la instalación de puntos de localización, que han mejorado la seguridad de los peregrinos».

Desde el Consistorio almonteño se ha enviado un especial mensaje de gratitud y felicitación por el trabajo desarrollado «a cada uno de los trabajadores municipales y empresas dependientes del Ayuntamiento por su inestimable aportación para que esta Venida de la Virgen haya sido una vez más un éxito de participación ayuna de incidentes destacados».