Recuerdos de Pasión, Sevilla, ⭐ Portada, 💚 El Rincón de la Memoria

Añorando el Primer Rosario público que se realizó en la ciudad de Sevilla y en España

Todo comenzó un 17 de junio de 1690, en la Hermandad de la Virgen de la Alegría de San Bartolomé, en Sevilla

Se cumplen 331 años del Primer Rosario público que se realizó en Sevilla. Corría el año 1690 en la ciudad sevillana, y en España reinaba, a pesar de su escasa capacidad de gestión, su Majestad Carlos II, el hechizado. En Sevilla ocupaba la sede arzobispal Don Jaime Palafox, y Don José de Solís, conde de Montellano, Asistente de la ciudad.

El día 6 de junio, a los 48 años de edad, fallecía Fray Pedro de Ulloa, dominico que alcanzó tal grado de popularidad que atrajo a las masas sobre su cadáver buscando una reliquia, de tal forma que los frailes del convento de San Pablo, actual parroquia de la Magdalena, tuvieron que vestir de nuevo al fallecido hasta en dos ocasiones. Llevaba Fray Pedro apenas tres años en la ciudad, a la que había llegado tras recorrer medio mundo.

Asentado definitivamente en Sevilla, la actividad de Ulloa destacó especialmente en la ciudad por su defensa de la devoción a la Virgen y al rezo de Rosario. Fue tal el fervor popular desatado tras su muerte, que hizo que fuera retratado y que se imprimieran estampas con su rostro, teniendo incluso que ser enterrado en secreto para evitar congregar a las multitudes, según narra Ortiz de Zúñiga: «a las treinta y seis horas de muerto le dieron sepultura, engañando al pueblo para que no estorbase, depositándole en la bóveda de la capilla mayor del templo».

Obra pintada sobre los orígenes del rosario de la aurora / Foto: La Sevilla que no vemos.

Dos años antes, Ulloa, el 16 de enero de 1688, rezó su primer Rosario en Sevilla en la capilla de la Virgen de la Antigua y Siete Dolores de la iglesia del convento de San Pablo de nuestra ciudad. Al poco tiempo, aquella meritada capilla se le quedaría pequeña.

Su apasionamiento en la predicación de la práctica del rezo del Santo Rosario, conllevo a que los fieles y devotos acudieran en masa a rezarlo. En su labor de propagarlo, estableció aquel mismo año en la Parroquia de San Bartolomé, el santo ejercicio de rezar la corona del Rosario y Letanías todos los días festivos ante la Virgen de la Alegría.

Pero la gran novedad llegó en forma de rezo colectivo cantado, desde la antigua judería de San Bartolomé, donde radicaba la hermandad de la Virgen de la Alegría. Allí nació, en el amanecer del día 17 de junio, la práctica del rezo del Rosario público de la aurora, que tanto marcaría la piedad popular sevillana del siglo XVIII: «Aseguran varios autores que en esta año, a 17 de junio, los hermanos de Nuestra Señora de la Alegría, sita en la Iglesia Parroquial de San Bartolomé, fueron los primeros que salieron con luces e insignias cantando alabanzas a la Virgen, en lo que no hay duda es que desde aquel tiempo cada vez han sido en toda Sevilla más y mayores las muestras de su devoción a la Madre de Dios».

Lo que había sembrado recogió su fruto después de muerto, pues de una forma espontánea los hermanos de la Alegría, salieron a la calle y plazas del barrio rezando y cantando el Santo Rosario, era la primera vez que esto ocurría en España.

Preparando el Rosario, Obra de José Rico Cejudo (Sevilla)

El Origen del rosario de la aurora.

Nacía entonces aquel día, la que sería, una gran práctica piadosa de los sevillanos del siguiente siglo XVIII, llegando a eclipsar a las hermandades penitenciales. Procesiones al amanecer, faroles, estandartes, cruz de guía, simpecado, rezos cantados, multitud de gente, cortejos sin un itinerario definido… No hubo agrupación, parroquia o corporación que no tuviera su propia procesión del Rosario de la aurora, hasta tal punto que, en ocasiones, la coincidencia de itinerarios, motivaron enfrentamientos entre los diferentes cortejos, popularizándose el refrán de «acabar como un Rosario de la aurora, a farolazos», constatación de los enfrentamientos que se produjeron en más de una ocasión entre estos cortejos del rosario.

Evolución del rosario de la aurora

Un fenómeno, que intentó ser monopolizado por diferentes congregaciones, especialmente por los capuchinos y dominicos, queriéndose beneficiar de aquello. Una nueva lucha de poder que venía a sustituir a las controversias vividas en la ciudad con motivo de la definición dogmática de la Inmaculada Concepción de la Virgen María. Las procesiones llegaban a tener cuadrillas con un cortejo en la calle de más de dos horas, debido a que los paternóster y los avemarías, se decían cantados en tonos gravísimos y muy agradables al oído, que inventaron cada parroquia o cuadrilla, llevando en ellos grandísima pausa o devoción, llegando a alcanzar algunas cuadrillas un número de más de mil y quinientas personas.

Aquellos nuevos rosarios de la aurora proporcionaron unas cifras espectaculares en el siglo XVIII, según recogía la Guía de Forasteros de Sevilla en 1758, que cifraba los rosarios en 81 de hombres, 47 de mujeres y hasta uno infantil. Justino Matute, llegó a indicar que «son tantos los que se fueron fundando, que sería más fácil enumerar las iglesias parroquiales o conventos donde no hay establecida esta devoción que de los que la hay».

El tradicional Rosario de la Aurora de la Hermandad de la Alegría

La Real e Ilustre Hermandad del Santísimo Sacramento, Nuestra Señora María Santísima de la Alegría, Ánimas Benditas y San Manuel González; sigue realizando cada año su tradicional Rezo del Rosario con el Simpecado de la Virgen de la Alegría, aunque debido a la pandemia actual en la que nos encontramos emergidos, no ha podido realizar públicamente este rezo del rosario por la Judería Sevillana, en San Bartolomé, conmemorando el gran legado que nos dejara Fray Pedro de Ulloa. La procesión está encabezada por la cruz alzada, seguida por un grupo de hermanos que portan unas velas, acompañando al gran Simpecado de la Virgen de la Alegría, que va flanqueado por cuatro grandes faroles.

Simpecado Virgen de la Alegría. / Foto: Periodista Cofrade.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup