Sevilla

Antonio Díaz Arnido y Manuel Antonio Ruiz Berdejo culminan la restauración de las pinturas murales de la Capilla de la Virgen de Lourdes del Santo Ángel

Los restauradores de Patrimonio Antonio Díaz Arnido y Manuel Antonio Ruiz Berdejo, ambos licenciados en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla, han culminado la restauración de las pinturas murales de la Capilla de la Virgen de Lourdes del Santo Ángel, que ha permitido la recuperación de un conjunto de gran valor artístico, que se debe a Antonio Cavallini, inaugurado en 1902. Es una capilla para la que trabajaron los artistas Cavallini y Gonzalo Bilbao, autor de los dos grandes lienzos de medio punto, que flanqueaban la capilla y que hoy se conservan en el Protectorado de la Infancia de Triana. Todo se debe al magnífico patrocinio de la familia Palacios de Recur. Allí fueron trasladados por los bienhechores cuando las capillas laterales se comunicaron entre si. Una intervención que ha sido realizada entre los meses de octubre y noviembre de 2019.

La Capilla de Lourdes fue bendecida e inaugurada en su actual configuración estética en 1902, aunque desde 1880 recibía culto en este espacio de la Iglesia la Imagen de Nuestra Señora de Lourdes. No en vano, durante el proceso de intervención se ha documentado una pintura mural( realizada al temple) bajo la pintura actual, subyacente, probablemente de finales del siglo XVIII. La Capilla fue diseñada por el afamado pintor costumbrista Gonzalo Bilbao Martínez( Sevilla, 1860- Madrid, 1938), y fue ejecutada por el propio Bilbao ( probablemente) y por Antonio Cavallini Casinelli, un artista que ya trabajó para los Carmelitas Descalzos en otra pintura mural, la del arco de acceso a la actual Capilla de San Expedito, firmada por él mismo en 1897. Realizada al temple, óleo y dorado sobre yeso, el estilo de la misma es modernista, con un marcado carácter oriental- propio de ese estilo-. Destacan ricos dorados que imitan la musivaria, profusos motivos ornamentales vegetales, cabezas de querubines, fondo que imita, en relieve, un cielo estrellado, y filacterias con leyendas alusivas a la Advocación de la Titular de la Capilla. Estos trabajos fueron costeados en su totalidad por Doña Gloria Palacios de Recur, benefactora de la Comunidad.

La obra presentaba un estado de conservación muy malo, por cuanto no había sido intervenida nunca tras su inauguración en 1902. Las principales patologías que presentaba eran las siguientes:

– Suciedad superficial.
– Oscurecimiento provocado por el hollín de la cera. Hasta la década de los 50 del siglo pasado la capilla era cerrada( no existía la actual Nave de la Epístola), lo que posibilitó gran acumulación en este espacio tan pequeño de dicho hollín.
– Levantamientos de película pictórica.
– Elementos no originales (clavos, instalación eléctrica, etc.).
– Falta de consolidación en el soporte mural.
– Pérdidas de estratos.
– Eflorescencias salinas (puntual).

Una vez elaborado el Informe Diagnóstico, y teniendo en cuenta los criterios- generales y específicos- establecidos por la Legislación vigente en materia de Patrimonio (mínima intervención, máximo respeto a la obra original, reversibilidad y compatibilidad de material), tuvo lugar el Proceso de Intervención, que constó de las siguientes fases de trabajo:

– Documentación gráfica de todo el proceso.
– Fijación preventiva de la superficie pictórica.
– Consolidación del soporte mural.
– Eliminación de elementos no originales.
– Eliminación mecánica de sales (puntual).
– Limpieza de toda la superficie pictórica.
– Sellado de grietas y restitución de mortero.
– Reintegración cromática.
– Protección final.

Estado inicial

Proceso de intervención

Estado Final

 

 

 

Fuente documental | Arnido Arte y Restauración

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup