Advertisements
Jerez

Antonio Villar se convierte en el nuevo vestidor de la Virgen de la Amargura

El afamado bordador Antonio Villar Moreno sigue haciendo gala de sus dotes en el arte de vestir a las imágenes religiosas. Reunida en cabildo de oficiales, la junta de gobierno de la Hermandad de la Flagelación de Jerez de la Frontera ha tenido a bien nombrarlo como nuevo vestidor de María Santísima de la Amargura, noticia que ha anunciado a través de medios oficiales en la jornada del pasado miércoles. Además, la corporación del Miércoles Santo ha recalcado que nunca tendremos palabras suficientes para José Galán Aguilar, que fuera el encargado del ajuar de la dolorosa durante las cuatro últimas décadas.

El vestidor cordobés ha inaugurado esta nueva encomienda preparando a la imagen de cara a la próxima celebración de la Función Solemne de aniversario fundacional de la cofradía, efemérides que se conmemora de manera anual cada 29 de octubre, día que surge la corporación en 1928. Sin embargo, la actual imagen de María Santísima de la Amargura viene a sustituir a la primitiva titular mariana en 1939, siendo atribuida al imaginero jerezano Francisco Camacho de Mendoza hacia 1730 y probablemente procedente de la desaparecida Hermandad de San Antón, donde contaba con la misma advocación.

Gozando de enorme popularidad y devoción, se trata de una de las tallas marianas más bellas y emblemáticas de la localidad gaditana. Procesiona cada Miércoles Santo bajo un característico palio de color azul celeste, portando además un majestuoso manto bordado en oro sobre terciopelo de Lyon azul pavo real, obra de las Madres Carmelitas de Jerez de la Frontera bajo diseño de Manuel Seco Velasco. Por su parte, la orfebrería fue ejecutada en los tallares de Villareal. Además, el paso de palio es el único de la Semana Santa de la ciudad que cuenta con ocho trabajaderas.

No es la primera vez que Antonio Villar entra en contacto con la cofradía de Los Descalzos. Con anterioridad había procedido a restaurar dos sayas de la dolorosa, una antigua en tisú de plata y otra elaborada a partir de un traje de luces en azul celeste. Además, el propio vestidor asegura que hay muchos proyectos más de ahora en adelante. Con este nuevo encargo, la localidad jerezana seguirá deleitándose con el exquisito gusto de Antonio Villar a la hora de vestir a María, puesto que desde hace cinco años viste a los titulares de la Hermandad de la Sagrada Mortaja. De este modo, la imagen de María Santísima de la Amargura viene a sumarse a una larga lista de imágenes ataviadas por el bordador cordobés, repartidas por toda la geografía andaluza.

Advertisements
Anuncios

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies