El Rocío, Sevilla

Así es «Cien años de amor», el Himno del Centenario de la Virgen del Rocío del Salvador

Featured Video Play Icon

Con motivo de la hechura y llegada a la Colegial del Salvador de Ntra. Sra., hace ahora 100 años, Alberto García Reyes ha pronunciado la exaltación en la Iglesia del Salvador, a la que ha seguido el estreno del himno compuesto por Josemi Muñoz

La Virgen del Rocío ha presidido el Altar Mayor estrenando un juego de preseas plateadas que recuperan su imagen de hace 100 años y que han sido donadas por los hermanos

La víspera del Día de La Esperanza quedará para la historia de la Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Sevilla (El Salvador). Una jornada tan emotiva como lo sería aquella hace un siglo, cuando la Imagen de la Santísima Virgen llegó a la Real Colegiata. Hoy se ha celebrado la Exaltación a la Virgen y se ha estrenado el Himno del Centenario de la Hechura y Llegada de la Imagen a la parroquia de Sevilla.

Una composición del hermano de la Filial Josemi Muñoz e interpretado por el Coro de la Hermandad y la Banda Sinfónica Municipal bajo la dirección de Francisco Javier Gutiérrez Juan. Un marcó incomparable, donde Muñoz y Pabón lanzó el primer cohete del camino de la Coronación Canónica de la Patrona de Almonte. Unas voces inconfundibles, un sello grabado a fuego. Una música celestial para la Reina del Cielo. 

Vídeo oficial del himno

Un himno que es una promesa de amor. Una promesa de devoción. Una promesa de fe. «Pasarán otras cien primaveras. Otras cien romerías. Y Sevilla a tu vera…» Una promesa que hiciera el que soñó con Ella y le puso Rocío. Con el que todo comenzó. «Y te puso tu mirada de luz. Dibujando ráfagas de plata, corona de Reina, un cielo de estrellas, un niño en las manos y al final le puso la luna en sus pies…» Un altar en Sevilla, desde donde los rocieros de la plaza proclaman al mundo su fe. Cien años soñando. Cien años llenando de amor y esperanza los corazones de los sevillanos. 

La imagen de Nuestra Señora del Rocío de la Hermandad de Sevilla, parece ser que es obra del escultor sevillano Antonio Castillo Lastrucci (1882-1967), aunque hay fuentes que la atribuyen al escultor onubense, nacido en Higuera de la Sierra, Sebastián Santos Rojas (1907-1976). Está considerada una de las mejores copias contemporáneas realizadas de la Virgen del Rocío de Almonte. En la restauración a la que fue sometida en el año 2002, apareció el nombre de Santos Rojas en la espalda de la imagen, siendo ello debido, muy probablemente, a que en 1952 fue restaurada por el mismo.

Talla de Nuestra Señora del Rocío a la que se le rinde culto en la Parroquia del Salvador. Foto: FJ Montiel.

Fue expuesta en el Pabellón de Andalucía durante la Exposición de 1929 en la capital hispalense y también estuvo en una muestra Mariana que tuvo lugar en aquel año. Es una imagen de candelero para vestir y su talla se reduce a la cabeza y a las manos. Es de destacar que durante muchos años y tras la Misa de Romeros, la imagen era portada en la Carreta del Simpecado de Sevilla, desde la Iglesia del Salvador hasta la Iglesia del vecino pueblo de  San Juan de Aznalfarache, donde quedaba depositada hasta la vuelta del Camino. El Simpecado era llevado mientras a caballo. A la vuelta, volvía a ser colocada en la Carreta y así hasta su entrada en El Salvador.

La imagen fue el regalo de boda que José Anastasio Martín y Antonio Leyva, grandes devotos de la Virgen del Rocío, hicieron a Rocío Martín aproximadamente en 1922, para su oratorio particular, pero dado el tamaño de la misma, se habló con el entonces Párroco del Salvador, D. Juan Luís de Cózar y Lázaro, para que le fuera rendido culto en dicha Parroquia. Al ser fundada en 1934 la Hermandad del Rocío de Sevilla en la misma iglesia pasó, en préstamo, a la misma. Ha sufrido varias restauraciones a lo largo de su historia, la última de ellas por parte de Juan Manuel Miñarro López en el 2002. La imagen cuenta con altar propio en la Iglesia del Salvador, en la nave del Evangelio.

La Virgen del Rocío del Salvador sale todos los años en Procesión solemne el día 22 de diciembre, como culminación de los Cultos de Navidad que la Hermandad celebra todos los años. El recorrido tradicional ha sido siempre: Plaza del Salvador, Cuna, Alcaicería, Sierpes, Sagasta y Plaza del Salvador. Durante una parte del trayecto, las hermanas llevan en sus hombros a la Santísima Imagen.