El Rocío

Así es el Cartel del 40 aniversario fundacional de la Hermandad del Rocío del Cerro del Águila

La Hermandad filial de Nuestra Señora del Rocío del Cerro del Águila, ha presentado el cartel de un 40 aniversario fundacional, una obra realizada por Luis Sánchez Marchena que muestra bajo el dosel o palio con el que la Hermandad hacía su camino antes de realizar la carreta de plata el Simpecado que en 1984 bordar a Francisco carrera iglesias con pintura de la Virgen obra de José Arévalo Zurita. Dicha obra tiene un diseño ornamental que incluye los cuernos de la abundancia, dos palomas en actitud adorante hacia la Madre de Dios y dos pequeños espacios calados con campanitas. 

Esta ornamentación está dibujada a base de grafito y manchas de acuarela y acrílico, dándole a la obra ese desenfado propio de los dibujos que realiza este artista sin haber nada perfilado ni medido con la soltura que tanto le caracteriza. En el centro, el óvalo con la representación de la pintura de la Virgen que antes mencionamos, y bajo ella un corazón con los siete puñales, un elemento muy importante tanto para la Hermandad como para el propio artista, ya que simboliza la parroquia dedicada a la patrona del Cerro del Águila, la Virgen de los Dolores, la devoción más arraigada para el autor de la obra, toda vez que se trata de la Virgen de sus amores de la Hermandad de la Vera Cruz de Brenes, y como tercera representación hace alusión también a las populares corazones que este artista dibuja a bolígrafo y acuarela, que han protagonizado ya dos exposiciones y de los que sigue recibiendo a día de hoy numerosos encargos. 

A ambos lados y prendidos de los cordones, las dos macollas de flores con las que se adornan tradicionalmente los simpecados y que, gracias a la primera imagen que encontró del mismo, el autor ha querido pintar en los tonos buganvillas y rosas tal y como se aprecian en esa foto que supuso su primer contacto con este bendito Simpecado. 

En la parte inferior figura la medalla de la Ciudad de Sevilla sobre el fajín militar del que nacen las distintas tipografías que dan el anuncio a este cartel, pintadas en varios tonos de colores: carmesí, burdeos y granas, en alusión a la bandera de la ciudad. La obra está bañada «desde la parte superior por la paloma del Espíritu Santo, símbolo de Dios que en Pentecostés, el quincuagésimo día del tiempo de Pascua, baja hasta nosotros y que en esta bendita tierra tenemos la enorme fortuna de celebrarlo con esta inigualable romería en honor a la Santísima Virgen del Rocío, la Blanca Paloma, la Reina de las marismas, la patrona almonteña, y que con sus manos no se entrega a Dios hecho hombre y Pastor Divino», ha explicado el propio Sánchez Marchena.