Sevilla

Así es la papeleta de sitio simbólica de Elena Montero para la Asociación de fieles del Cristo de los Desamparados

En la tarde de hoy ha sido presentada la Papeleta de Sitio Simbólica que la Asociación de fieles del Santísimo Cristo de los Desamparados y María Santísima de la Salud ha impulsado para el beneficio de la obra social “Cristo de la Sopa”. La obra, de la pintora Elena Montero, refleja en primer plano el rostro del Señor de los Desamparados y dos ángeles a los lados de la pintura. En el centro, el escudo de la comunidad carmelita. El acto ha sido presentado por el Diputado de Caridad, Javier Jiménez, y Don Juan Dobado, presidente.

Su obra de estilo realista se caracteriza por pinceladas fluidas, portadoras de escalas de colores cuidadosamente matizadas de forma natural y por la remisión a las recónditas e invisibles relaciones entre las cosas del mundo, entendidas estas siempre como fuerzas y poderes elementales,​ que nos permiten captar el sentido simbólico​ de la realidad entrelazada con el arte, y lo que nos une de una forma indefectible a ellas: la emoción. La historia, nos observa desde la dulce e importante imagen del Salvador del Santo Ángel. La humildad, la caridad y misericordia alumbra su sagrada figura.

​El divino triángulo lo conforma la fabulosa imagen de Dios hecho hombre y los ángeles que lo custodian. Uno, con el corazón que demuestra el amor de Jesucristo, que es un amor ardiente, de un fuego inextinguible, de ahí sus eternas llamas. Un corazón que ilumina, que muestra cómo Jesús se entregó por los hombres, sacrificándose hasta el extremo.​

El otro ángel, porta la divina sopa que dio lugar, en gran​ medida, a su existencia y la de esta Asociación de fe. El verdadero alimento de Dios, el que se da de forma desinteresada, con una actitud repleta de caridad.​ Ambas imágenes, arrodilladas con respeto ante su Dios, mantienen un divino diálogo entre el pan de vida y la pasión de Cristo, simbólicamente manifestados desde su sanguina color pasionista. Como nexo de unión entre estas divinas imágenes, el escudo carmelita nos dice que su existencia siempre se valió​ del amor hacia el prójimo y la fe.De ese modo nos describía​ Elena Montero su magnífica obra para la Asociación del Cristo de los Desamparados.

Cuando Martínez Montañés terminaba cada jornada de tallar el Cristo, al salir, todos los días veía como los Padres Carmelitas daban un plato de sopa, la misma que ellos comían, a cada uno de los menesterosos que a la iglesia o convento se acercaban. Aquello removía el corazón cristiano y caritativo de Montañés. Llegó el momento de terminar la obra y los padres de la comunidad dijeron al artista cuál era el precio. Martínez Montañés sin dudarlo les dijo la sopa de los pobres, queriéndoles decir que no les iba a cobrar nada para que ese dinero lo dedicaran a tan magnífica obra caritativa. Los Padres Carmelitas quedaron sorprendidos ante la generosidad del ilustre imaginero y desde entonces este Cristo de los Desamparados, un Cristo clavado en la cruz, se le denomina el Cristo de la sopa.

Dicho comedor reparte al día infinidad de comidas a todos los que se acercan a su puerta, ofreciendo también aseo personal y ropa. La papeleta de sitio la podrán adquirir tanto devotos como público en general de la Asociación, la cual colabora directamente con el comedor de San Juan de Dios en la calle Misericordia, como así indica la leyenda del escultor Martínez Montañés y dejo dicho.

Elena Montero, es licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla, en sus especialidades de Pintura y de Conservación y Restauración del patrimonio histórico. Ha desarrollado diversas exposiciones individuales y colectivas en toda Andalucía, destacando: “Acquasilente”, exclusivamente de acuarelas, y su participación en la exposición de conmemoración de la muerte de Bécquer, los carteles del festival de Antonio Mairena, de la portada del boletín especial de la Hermandad del Dulce Nombre y para el centenario conmemorativo de Antonio Susillo.

Ha participado asimismo en la Colectiva “Fiestas primaverales de Sevilla «en el colegio de Aparejadores de Sevilla en 2016. Ha realizado la Felicitación de Navidad 2017 de la Hermandad del Cachorro y de 2018 de la Hermandad de la Macarena.  Participó en la Colectiva “Reflejos de Murillo” en el Ayuntamiento de Sevilla, enero de 2018, en la exposición de la hermandad de la Macarena con fines benéficos hacia su obra social, celebrada en el Círculo Mercantil en Junio de 2018. Hizo el Cartel sobre el campamento de formación de la Hermandad de la Macarena en Julio de 2018. 

También fue invitada a participar en la Exposición colectiva conmemorativa “Visiones del Arte” del CL aniversario del Círculo Mercantil e Industrial de Sevilla en Octubre de 2018. Ha llevado a cabo el comisariado de las exposiciones conmemorativas del cuarto centenario del nacimiento de Murillo celebrada en la Universidad de Sevilla y otra sobre el cuatrocientos cincuenta aniversario del nacimiento de Martínez Montañés, celebrada en el Ayuntamiento de Sevilla, en las que asimismo participaba como autora de sendas obras, ambas en 2019.

Ha colaborado con su obra en la exposición colectiva “Navegantes”, sobre el quinto aniversario de la circunnavegación de Juan Sebastián Elcano, celebrada en 2019, en la Casa de las Columnas de Triana, Sevilla.  Ha participado en la colectiva sobre Juan de Mesa de la Hermandad de Montserrat celebrada en el Ayuntamiento de Sevilla, en noviembre de 2019, así como en la colectiva “Gloria” celebrada en Málaga, diciembre de 2019.

Ha sido designada cartelista de las Glorias de Sevilla para los años 2020/2021. He realizado el cartel de la Virgen del Carmen de Chiclana de la Frontera de 2020. Ha realizado la ilustración de los solemnes cultos de la hermandad de la Divina Pastora y Santa Marina y del anuario de la Hermandad del Sagrado Prendimiento (Panaderos) de Sevilla ambos en 2020. Ha sido designada cartelista de la Cabalgata de los Reyes Magos de Sevilla para los años 2020/2021

Su obra de estilo realista se caracteriza por pinceladas fluidas, portadoras de escalas de colores cuidadosamente matizadas de forma natural, y por la remisión a las recónditas e invisibles relaciones entre las cosas del mundo, entendidas estas siempre como fuerzas y poderes elementales, que nos permiten captar el sentido simbólico de la realidad entrelazada con el arte, y lo que nos une de forma indefectible a ellas: la emoción.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup