Advertisements
Doñana, Opinión, Racheando

Bendita memoria histórica

Hay veces que recuperar la memoria histórica es la mejor de las decisiones que se pueden tomar cuando es para bien. La mejor versión de recuperación de estampas históricas ha sido la vista en una pequeña aldea onubense que cada Lunes de Pentecostés se convierte en el centro de la fe que hemos heredado.

Ver el palio de la Virgen del Rocío con sus bambalinas bordadas, con sus flores de talco, ha sido el golpe visual para retrotraer a los almonteños a principios del siglo XX, cuando fue coronada con el oro de Reina, y por el amor de todos sus devotos que en ella depositaron sus pequeñas fortunas personales con sus donativos.

La Señora de las Marismas se nos presenta más Reina que nunca y, gracias a la nueva era digital, la devoción que se le tiene puede llegar a sitios más que insospechados, como es mi caso, que al verla hace años a través del canal satélite andaluz pude ver la luz que su rostro emanaba en esa madrugada de Lunes.

Y desde una tierra lejana de Huelva como es León, siguiendo los pasos de los antiguos leoneses que a través de la olvidada Ruta de la Plata llegaron en la Reconquista hasta este paraíso, he podido contemplar ese sabor añejo que rodea El Rocío. Rincones llenos de arena, rodeados de caballos que peregrinan a los pies de la Blanca Paloma, un simple mortal como yo, ha aprendido que la memoria histórica que se ha llevado a cabo por parte de la Hermandad Matriz es de la que construye, en vez de la que destruye.

Sin ser almonteño me he indignado al ver la portentosa estatua de la Virgen del Rocío que hay en Huelva ha sido mancillada con la pintura del odio con la que aquellos que piden respeto en base a su Memoria Histórica mancharon un manto que, aunque no quieran, también les ampara a ellos, porque no deja de ser su Madre.

El viernes por la noche volverá a suceder lo que se espera todo el año en El Rocío, pero de manera extraordinaria, porque sin importar el paso de los siglos, la Virgen del Rocío saldrá a hombros de sus Hijos entre salves y vivas.

Bendita Memoria Histórica la que sirve para recuperar lo bueno de la historia, a diferencia de aquella que sólo busca la parte que más conviene.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: