Sevilla, ⭐ Portada

Constituida la comisión para la restauración del manto de Nuestra Señora del Socorro

La hermandad del Amor ha aprobado en su último cabildo de oficiales la creación de la comisión para la restauración del manto de la Virgen del Socorro. Dicha comisión estará constituida por miembros de la junta de gobierno así como de técnicos y especialistas del IAPH.

El manto de la Virgen del Socorro de la hermandad del Amor es una de las grandes obras del bordado en la Semana Santa de Sevilla. En junio 1949 se plantea por parte de la Junta de Gobierno de la Hermandad del Cristo del Amor, presidida por José María Candau Corbacho y siendo Teniente Hermano Mayor Manuel Casana Gómez, confeccionar un nuevo manto procesional para la Virgen del Socorro. 

En el cabildo de oficiales del 4 de abril de 1950 se aprueba el diseño del manto realizado por Joaquín Castilla Romero, aunque existió bastantes dificultades al escoger el dibujo definitivo, pues se tardaron varios meses después para aprobar el denominado “siglo XVIII”. Los trabajos de bordados comenzaron definitivamente a partir del 1 de febrero de 1953, la dirección de los bordados se encomendaba a Concepción Fernández del Toro que los ejecutaría por el sistema de “administración”. Así, la Hermandad adquiere directamente todos los materiales e incluso pone el local, donde se trabaja y se le paga todas las semanas a la maestra y sus oficialas. 

Anteriormente a finales del año 1950 ya se había adquirido el tejido del manto con gran dificultad que era de terciopelo color rojo-burdeos de Lyon. Además, se decide bordarlo sólo en hilo metálico dorado, y cuando estuviera totalmente terminado se estrenaría. Hubo también, la posibilidad de ofrecer el trabajo de la confección del manto al taller del Sr. Elena Caro y al final se decidió que lo bordara Concepción Fernández del Toro. 

Anterior a este manto la imagen de la Dolorosa había lucido al menos tres mantos bordados: El primero que se conoce es el que se estrena bordado en la salida de 1814. Posteriormente adquiere el manto de salida de 1890 perteneciente a la Virgen de la Amargura de la Hermandad de San Juan de la Palma de Sevilla, que lo saca por primera vez la Virgen del Socorro en 1905. Así mismo en 1929 estrena en terciopelo de color azul oscuro y bordado en oro otro manto que en la actualidad lo posee la Hermandad de la Virgen del Pasmo de Bollullos par de Condado de Huelva, que lo estuvo sacando en su salida procesional la Virgen de la Hermandad del Amor hasta el año 1956. 

La bendición del nuevo manto fue realizada el 7 de abril de 1957 y se estrenó el Domingo de Ramos 14 de abril del mismo año. Doña Concepción Fernández del Toro empezó a trabajar en el manto junto con sus colaboradoras desde 1953 hasta la fecha de su bendición. Esta bordadora que se le reconoció su minuciosa labor profesional, se le premió por parte del Estado con la Medalla al Mérito del Trabajo. La obra textil fue confeccionada en las dependencias de la Hermandad ubicada en la calle Villegas de Sevilla y su costo total fue de 941.747,83 pesetas. 

Posteriormente realizaría también una toca-manto, estrenada ese mismo año (1957), una saya sobre seda de color blanco-marfil (1958), un palio (1964) y otros enseres textiles para la Hermandad del Domingo de Ramos. La obra ha sufrido pequeñas modificaciones siendo la más importante la realizada en 1988, en la cual se le añaden al manto varias tiras de blondas metálicas doradas en la zona superior, a la altura de la toca de sobre-manto en los talleres de Fernández y Enríquez, que quedarán cubiertas por la toca de sobre-manto. 

También se añadieron en 1991 a modo de pequeños parches de terciopelo rojo oscuro unos trozos en las zonas laterales que corresponden con las gotas de cera caídas por los candelabros de cola, esta intervención también fue realizada en los talleres de Fernández y Enríquez en la localidad sevillana de Brenes. 

Entre 1995 y 1996 se limpia y colocan argollas metálicas en el forro del manto para sujetarlo a la estructura metálica o pollero donde se apoya el manto. En 1998 se cambia el forro, se colocan nuevas argollas y se le añade nueva blonda metálica. 

Entre los años 2005 y 2006 se refuerza el manto en el taller de bordados de Francisco Carrera Iglesia con un borde de terciopelo perimetral y colocación de un nuevo forro de tejido adamascado.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup