Sevilla, ⭐ Portada

Darío Ojeda Cordero restaurará a María Santísima del Dulce Nombre

Los hermanos de la Hermandad del Dulce Nombre de Bellavista han celebrado un cabildo de carácter extraordinario, en la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, en el que se ha determinado que Darío Ojeda Cordero, será el encargado de la restauración de María Santísima del Dulce Nombre. De la misma manera se ha constituido una comisión encargada del control y seguimiento de la restauración compuesta por José Roda Peña, Andrés Luque Teruel, Alícia Iglesias Cumplido y Jesús Romanov. La Santísima Virgen será retirada al culto en el mes de Septiembre y el plazo de ejecución de las labores de conservación será de 4 meses. 

Darío Ojeda Cordero es graduado en conservación y Restauración de bienes culturales por la universidad de Sevilla en la especialidad de pintura de caballete y escultura policromada. Dentro de su trayectoria formativa a el colaborado con el profesor Joaquín Arquillo en tareas docentes y formativas. ha realizado cursos de especialización tanto en el IAPH como en el museo de Bellas Artes de Antequera. Desempeñó prácticas formativas en la capilla de San Pedro de Alcántara de Sevilla realizando labores de inventario y catalogación y como restaurador en la Casa de Pilatos a través de la fundación Casa Ducal de Medinaceli. Ha desarrollado labores profesionales como restaurador especialista en escultura policromada en las ciudades de Sevilla y Madrid. actualmente trabaja como conservador y restaurador teniendo su estudio en la ciudad de Sevilla ejerciendo profesionalmente para colecciones particulares e instituciones religiosas como hermandades y órdenes monacales.

La Virgen fue realizada al estilo tradicional sevillano por el imaginero Luis Álvarez Duarte, que la presentó terminada, en el momento de colocarle las lágrimas, en la tarde del sábado 28 de Junio de 1969. Se intentó que tan preciosa imagen recogiera en sí el momento en que la Virgen María, consciente del fruto de sus incontables Dolores y de su Compasión al pie de la cruz, esperaba ya anhelante la Resurrección. Así pues, el título que ostentó con aprobación canónica (8 de Julio de 1968) es el de María Santísima del Dulce Nombre en sus Dolores y Compasión siendo bendecida por el párroco de San Lorenzo, en aquel entonces D. José Camacho. En este acto inicial la Virgen vestía saya blanca bordada de Madre de Dios de la Palma, y manto también blanco y una corona de la Virgen del Dulce Nombre, titular de la Hermandad madrina.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup