Advertisements
El Rincón de la Memoria, Sevilla

De cómo se perdió una de las joyas de la Semana Santa en 1955

En la madrugada del 29 de octubre de 1955, el barrio del Arenal respiraba un ambiente tranquilo. Todo tenía el pulso sereno de un sueño y reinaba la calma en las últimas horas de la noche. Sin embargo, un humo sospechoso asomaba por el número 21 de la calle Castelar. Se había iniciado un incendio que tendría consecuencias fatídicas para marcar de negro no sólo la cal de las paredes sino también una fecha del calendario.

Aquel número de la calle Castelar correspondía a los Almacenes Contreras. El fuego se inició en la parte alta del edificio, en una sala dedicada al repaso de prendas de confección, tomando pronto gran incremento y extendiéndose a otros sectores dedicados a almacén de paquetería.

Las pérdidas ascendieron económicamente a unos tres millos y medio de pesetas. Una cifra que helaba el corazón en aquellos años. Todas las existencias que estaban almacenadas en el piso principal se perdieron. Era el lugar donde se inició el incendio y allí se hallaba una de las joyas más prestigiosas de la Semana Santa de Sevilla.

En aquel almacén, la Hermandad de la Carretería tenía guardada pertenencias de su cofradía. Entre ellas estaba el palio y el valioso manto de la Virgen del Mayor Dolor en Su Soledad. Una de las mejores obras artísticas que ha tenido la Semana Mayor Hispalense y que fue confeccionada por el Taller de las Hermanas Antúnez en 1886.

Los Servicios de Incendios acudieron rápidamente al lugar de los hechos. Tras tres horas de duro trabajo consiguieron extinguir las llamas sin que se propagaran al resto del edificio ni a los colindantes. Tal fue el feroz fuego que dos bomberos y un obrero municipal resultaron con lesiones de poca importancia durante los trabajos de extinción, siendo curadas posteriormente en la Casa de socorro del Prado.

El suceso conmovió a Sevilla. Se había perdido una joya conocida por todos los habitantes de la ciudad. Muchas hermandades acudieron rápidamente a ayudar a la Carretería. Rafael Arias Salgado, ministro de Información y Turismo, visitó la capilla de la antigua calle Varflora que tras informarse de la importancia de esta pérdida ofreció una aportación económica para la realización de una nueva pieza.

El incendio parece que fue causado por un cortocircuito en la instalación eléctrica. Con este dramático suceso se perdió una pieza inolvidable para las cofradías. Acababa de ser pasado a un nuevo terciopelo en el Taller del Convento de Santa Isabel. Las mismas bordadoras se encargarían en hacer cuatro años más tarde del incendio el nuevo manto de la Virgen del Mayor Dolor en Su Soledad que cuenta con los dibujos de José Laguna inspirados en la inolvidable pieza del bordado que se perdió en una noche tranquila del barrio del Arenal.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies