Granada, ⭐ Portada

El arzobispo de Granada propone una procesión extraordinaria en septiembre

El prelado ha advertido que hay que consensuarlo con los hermanos mayores

El arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, ha abierto la caja de Pandora en Andalucía al proponer, en el transcurso de una entrevista concedida a Enrique Árbol en Radio Granada, una procesión extraordinaria de acuerdo con el documento publicitado por el Vaticano y que tantos ríos de tinta ha levantado en los últimos días. El prelado que ha repasado en las ondas la actual situación en la que se ve inmersa la sociedad mundial, destacando la oleada de solidaridad que esta situación está despertando, que «brota en formas nuevas de amor en las que ni siquiera habíamos pensado», ha alertado sobre la situación de emergencia que se puede generar tras la crisis provocada por esta pandemia. Una posibilidad cierta que «nos dará la posibilidad de ejercitar el amor a nuestros semejantes, como una necesidad de ayudarnos entre nosotros, de poner en juego lo mejor de nuestras vidas, porque el mundo no va a ser igual a como era antes y tendremos que aprender a vivir en ese nuevo mundo«, ha asegurado. 

Sin embargo, lo más llamativo de su entrevista -desde el punto de vista puramente cofrade- ha versado sobre la impactante propuesta que ha desvelado tras repasar de qué modo se va a vivir la inminente Semana Santa en Granada. Una Semana Santa extremadamente singular por mor de las circunstancias. Respecto a la propuesta, el arzobispo ha afirmado que la Iglesia está al habla con la Federación de Cofradías para ver «cómo se podrán celebrar las procesiones«, explicando que «hay que llegar a un acuerdo con los hermanos mayores para ver cómo lo hacemos pero que no sería muy diferente a lo que se hizo con la Passio Granatensis«.

El máximo representante de la iglesia granadina ha explicado que «nadie va a poder disponer de una semana como la Semana Santa en septiembre de 2020 pero tal vez, digo tal vez porque todo esto hay que consensuarlo con los hermanos mayores, el fin de semana del 12 al 13 de septiembre que es justo antes de la Virgen los Dolores y para que no coincida con la ofrenda floral, si para entonces ha terminado la crisis, que esperemos que sí, se podría hacer una procesión magna con aquellas hermandades que quieran participar», una procesión «desde la Catedral hasta la Virgen de las Angustias, por ejemplo, en una tarde o en dos para poder dar gracias por el final de la pandemia, si es que para entonces se ha terminado, y si no, pues seguiremos esperando a otra ocasión». En ese momento «la realidad humana será la que sea pero creo que todos tendremos más conciencia de la necesidad de la gracia de Dios», ha concluido.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup