Advertisements
Sevilla, 💚 El Rincón de la Memoria

El azulejo viajero de San Esteban

«Salud y buen viaje». Aquellas palabras resonaban varias a veces a lo largo del día entre las piedras de la Puerta de Carmona, donde pasajeros y comerciantes iniciaban la ruta hacia Málaga, Granada o Los Alcores desde época romana. Salud, para el auxilio de la familia como la petición más rogada por los creyentes. Buen viaje, para contar con una marcha sosegada. El popular Cristo de la Ventana era quien recibía aquellas plegarias desde el siglo XVI, si bien no sería hasta mediados del siglo XVIII cuando a este busto de barro se le añadiría un cuerpo de madera, a excepción del pie izquierdo, igualmente modelado en terracota. No obstante, recibiría la advocación de Salud, huella que había dejado el Señor de la Salud de Los Gitanos durante la estancia en la Iglesia de San Esteban entre 1837 y 1860.

En los años finales de la década de 1920, fue colocado un azulejo de la milagrosa talla sobre la ventana exterior del céntrico templo hispalense donde se rinde culto las 24 horas del día a la imagen del Señor de la Salud y Buen Viaje. Menos de medio siglo sería venerado en este privilegiado rincón, pues en 1970 fue retirado de la fachada de la Iglesia de San Esteban durante unas obras de mantenimiento, comenzando entonces una etapa viajera de tres décadas. En ese mismo año quedó enmarcado en hierro en el interior de la casa de hermandad de la corporación del Martes Santo, sita entonces en la calle San Esteban 36.

Curiosamente, el azulejo fue reproducido en la portada del Pregón de la Semana Santa de Sevilla en el año 1987, cuando fue pronunciado por Manuel Navarro Palacios, hermano de la corporación de San Esteban.

Un nuevo proceso de conservación del templo gótico-mudéjar se prolongaría entre 1990 y 1994. Los titulares de la cofradía fueron trasladadas a la cercana Parroquia de San Ildefonso. Durante el exilio, la junta de gobierno de la hermandad acordaba emplazar el azulejo en el espacio de la ventana donde se venera a la imagen del Señor de la Salud y Buen Viaje. El próximo lustro volvería a tomar una ubicación provisional, esta vez en la posterior casa de hermandad que regentaba la cofradía en la calle Cristo de la Salud y Buen Viaje 10.

De este modo, en el año 1999 el azulejo toma nuevo rumbo hacia el emplazamiento actual, siendo colocado en el salón de hermanos de la nueva casa de hermandad, sita en la calle Juan de la Encina 1. Dado los avatares del destino para con el retablo, no se puede afirmar con certeza absoluta que se trate de la ubicación definitiva, si bien el azulejo, firmado por Fco. Montero Triana y P.P. Molina, ha hecho honor a la advocación de la imagen que aparece ilustrada: Nuestro Padre Jesús de la Salud y Buen Viaje.

Fuente: Hermandad.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies