Málaga, ⭐ Portada

El Cristo de la Agonía asistirá a la exposición de «El Verbo Encarnado»

La Cofradía de las Penas de Málaga ha aprobado la participación de su Titular Cristífero en la exposición catedralicia de «El Verbo Encarnado» en el Cabildo celebrado esta misma mañana para tal fin.

Así pues, el crucificado de la Agonía, que tallara en el año 1972 Francisco Buiza, acompañará a importantes Imágenes devocionales de la capital malagueña, como son Nuestro Padre Jesús Cautivo o Nuestra Señora del Rocío en uno de los hitos más importantes del Centenario de la Agrupación de Cofradías.

“El verbo encarnado”

La primera de las tres celebraciones planteadas en celebrarse será la gran veneración de Sagradas imágenes en la Catedral de Málaga. Bajo el título de “El verbo encarnado” y con la inauguración prevista en septiembre, después de los Dolores Gloriosos y antes de la festividad de Cristo Rey; la muestra pretende, hasta el mes de noviembre, acercar a los fieles a grandes devociones de la ciudad que ocuparán 12 capillas del primer templo de la ciudad.

La propuesta para la Catedral trasciende a lo meramente expositivo y artístico. El objetivo es concitar en el primer templo de la ciudad, un encuentro de devociones cristíferas y marianas, vertebradoras de la religiosidad popular.

El título, con clara alusión a la titulación del templo, pretende reunir para su admiración y veneración a un número de imágenes que cuentan con devoción popular a distintos niveles, tanto en el corazón de la ciudad como en el marco más cercano del barrio.

Todas ellas representativas de las distintas épocas de los últimos cien años objeto de celebración. Así, habrá también iconos de cofradías seculares y otras más recientes con implantación en las zonas de expansión densamente pobladas de la ciudad.

Las imágenes serán el centro de interés del espectador desde el punto de vista teológico, de cara a la comprensión del significado iconográfico que representa cada una de ellas.

Aspectos de la Gracia y virtudes de Cristo como la misericordia, el amor, o el perdón, así como el papel de María en el tiempo de pasión, inspirarán nuestra devoción.

Las imágenes serán admiradas, pero también objeto de oración, al recibir un tratamiento que así lo propicie en su contemplación.

Cada una de ellas ocupará una de las capillas de la Catedral, situándose en la parte baja de las mismas, junto a las verjas, en una peana singular que describiría con todo tipo de recursos plásticos, el significado de cada advocación.

Artistas contemporáneos malagueños aportarán toda su creatividad al respecto, de forma que hagan de fácil comprensión el sentido de la propuesta que sustenta a cada titular. 

La aportación artística será muy grande y enriquecedora por la calidad de los nombres previstos, al tiempo que innovadora y cargada de interés cultural. Ese doble objetivo es el que hace tan atractiva esta experiencia, que por un lado respeta las devociones particulares, trasladadas durante un período al primer templo de la Diócesis, al tiempo que las despoja de todo aditamento cofrade y las muestra en la grandeza del escenario catedralicio, con un lenguaje catequético más actual.

La Catedral no estará concebida como contenedor expositivo, por respeto y por no entorpecer las actividades propias, sino como prolongación del culto que reciben las imágenes en sus respectivos templos.

La extrema sobriedad de la propuesta, ayuda a esa misión y la acrecienta con la simbología que cada “peana” proponga con un lenguaje contemporáneo, pero comprensible y nada abstracto.

Esta iniciativa suma valor al atractivo turístico de la Catedral y ahonda en el espíritu religioso y el ámbito que deben rodear siempre las imágenes sagradas. El interés que puede despertar un acontecimiento de este tipo es muy grande, pues no existen antecedentes y es que, hasta la fecha, siempre se ha acogido a las imágenes en el marco de sus tronos, distorsionándose la contemplación de las mismas.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup