Advertisements
Sevilla

El Cristo de la Clemencia vuelve a casa después de 184 años

El Cristo de la Clemencia vuelve a casa después de 184 años. Salió del museo el 31 de mayo de 1845 con destino a la catedral sevillana y allí ha permanecido hasta hoy. El levantamiento temporal del depósito para la exposición «Montañés. Maestro de maestros», ha sido el motivo. 

Se trata de una escultura de bulto redondo, concretamente un Cristo crucificado, realizado entre 1603 y 1606 por el insigne imaginero de Alcalá la Real, que se halla habitualmente en la Sacristía de los Cálices, catedral de Sevilla. Cristo está representado vivo, con cuatro clavos, y con un paño de pureza.

La imagen está gubiada en una de las primeras etapas del artista, pues lo realiza al poco tiempo de establecer un taller y en él se aprecian influencias clásicas de Miguel Ángel así como del modelo de los Rojas, taller donde se formó como escultor. 

De estilo barroco e influencia clásica y manierista, está dotado de un incostestable realismo con el que pretende conmover al espectador. La obra no rehuye de cierto componente de clasicismo manierista presente en las primeras obras del autor, pero a su vez asienta las bases de la escultura barroca sevillana.

La obra, que fue acordada en 1603 y es metáfora perfecta del hondo espiritualismo reinante en el siglo XVII en la ciudad de Sevilla, está ejecutada en madera policromada y es fruto de un perfecto estudio anatómico que Montañes plasma a través del gran realismo que imprime a la talla.

Advertisements
Anuncios

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies