Sevilla, 💚 El Rincón de la Memoria

El día en que llegó a Sevilla la Virgen de los Reyes

El 22 de diciembre de 1248, El Rey San Fernando III entró en Sevilla para culminar la conquista de la ciudad integrando una solemne procesión en cuyo cortejo participaron diversos estamentos militares y eclesiásticos y la Virgen de los Reyes cerrando el triunfal cortejo, la devoción más antigua que existe en Sevilla, conocida a lo largo de la historia como Santa María de Sevilla, Santa María Gloriosa y Nuestra Señora de los Ángeles, que desde aquél preciso instante ocupa un lugar de privilegio en el corazón de los sevillanos por y gracia de la incontestable inteligencia del rey consciente del poder infinito de la divinidad inherente a la Madre de Dios para conquistar las almas a la par que conquistaba las tierras. Aquél día, Gutiérrez Ruiz de Olea, obispo de Córdoba y electo de Toledo purificó la mezquita mayor de Sevilla, enclave en el que fue entronizada la imagen, en el habilitado altar mayor, dedicando el templo bajo el título de Santa María de la Asunción.

Como es sobradamente conocido, en la actualidad la imagen se venera en la Capilla Real de la Catedral de Sevilla y en torno a ella se fundó en el año 1905 la Asociación de Fieles de Nuestra Señora de los Reyes y San Fernando, de la que es cotitular con el rey Fernando III de Castilla. Fue coronada canónicamente en el año 1904, convirtiéndose en la primera imagen mariana en obtener esta distinción en Andalucía. Además, le fueron concedidos los honores de capitán general (1939), y de alcaldesa perpetua de la ciudad, custodiando las llaves y bastón de mando; es así mismo patrona del Consejo de Cofradías de Sevilla, y le fue concedida la medalla de oro de la ciudad en 1958, siendo la primera imagen en obtenerla.

En su origen se entremezclan la historia y la leyenda, existiendo la creencia de que fue creada por los ángeles del cielo, también se cuenta que fue donada al rey Fernando III de Castilla por el monarca Luis IX de Francia (primo hermano del rey castellano). También se cuenta que la vio en sus sueños, mandó hacer una talla de su visión y que la acompañó en la reconquista. Otra versión es que encontraron la bellísima imagen y por esa razón, la acompañó en la reconquista. Algunas fuentes afirman que su llegada a la catedral fue por mediación de Alfonso X el Sabio.

La Virgen de los Reyes es una imagen realizada a tamaño natural (176 centímetros). Su autor es anónimo, estando fechada su ejecución en la primera mitad del siglo XIII. Está realizada con madera de alerce, con fracciones y modelado de estilo gótico, estando atribuida a la escuela francesa.​ Es una escultura totalmente articulada en cuello, brazos, piernas y torso, originalmente la imagen podía levantarse y bendecir al pueblo. Su posición es sedente. Su cabeza está enriquecida con cabellos de hilo de oro trenzado, no siendo visibles por la vestimenta. Sobre su lecho sostiene una imagen del Niño Jesús, realizada también en el siglo XIII, de 60 centímetros de altura. La Virgen normalmente porta como aderezos el bastón de mando del Ayuntamiento, la medalla de la ciudad y el fajín de capitán general.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup