Sevilla, 📷 Galerias

El imponente altar del quinario del Señor de la Salud

La Hermandad de los Gitanos ha difundido a través de sus medios oficiales de comunicación las imágenes del quinario en honor de Nuestro Padre Jesús de la Salud. La corporación además, ha anunciado que a las 20:30 h., dará a conocer a través de sus perfiles en las redes sociales los medios oportunos para rezar el quinario, pudiendo acceder a las lecturas del día o la oración de fieles.

En cuanto al altar, presidido por Nuestro Padre Jesús de la Salud, está conformado por los titulares de la corporación. El Nazareno viste la túnica bordada por el taller de sucesores de Elena Caro. Con dibujo de Rafael de Rueda, recrea la que se perdió en 1936, pieza atribuida a Ojeda. Luce además un cíngulo, que reproduce el primitivo que se conserva y en la cintura aparece prendida una rosa de pasión tejida en hilo de oro fino por Jesús Spínola de cordonería Alba. Tanto la túnica como el cíngulo fueron donadas por un grupo de hermanos y devotos en 2017.

A la derecha del Nazareno aparece María Santísima de las Angustias, que porta la saya más antigua de cuantas posee. Es la única pieza que sobrevivió a los disturbios de la Guerra Civil del ajuar que perteneció a la dolorosa perdida. Atribuida a Ojeda en 1893, es de terciopelo burdeos, bordada en oro con dibujo asimétrico. Por su parte, el manto es de terciopelo de seda morado, bordado en oro por Fernández y Enríquez en 1995. El fajín, es obra de la hermana Pilar Barranquero, realizado en 2003. Lleva un pañuelo de encaje dorado donado por hermanas y unos puños donados por un hermano con un magnífico encaje Duquesa del siglo XIX. También aparece San Juan Evangelista, obra del imaginero José Vázquez Sánchez, ejecutada en 1954.

En el Manifestador, la imagen de Cristo crucificado, obra de Darío Fernández, con un fondo a modo de dosel de tisú dorado y ángeles de seda de principios del siglo XX donado por una hermana para su uso en los cultos. Remata un respiradero neogótico, a modo de peana, como sucede con la Santísima Virgen y San Juan. Finalmente, la corporación de la Madrugada ha adquirido recientemente el frontal tisú dorado y flores de seda, de principios del pasado siglo, bajo los ángeles pasionistas del Señor obra de Francisco Buiza.

Llama la atención que en el remate superior se encuentra un templete presidido por un cuadro antiguo de la Virgen del Pópulo realizado al óleo sobre cobre. Esta portado por dos ángeles de orfebrería, procedentes de una peana de la Virgen realizados con modelos de Buiza. Completa el exorno un ramillete de flores de talco del siglo XIX. La hermandad ha declarado que el motivo de poner esta imagen es la estancia de la corporación desde sus orígenes en dicho convento del Pópulo, donde se veneraba y presidía esta advocación de la Virgen.

Remata el templete el anagrama de María y un pabellón con corona real. La mesa de altar ha sido revestida con un paño de altar tisú de oro bordado en oro con espigas y uvas, obra de principios del siglo XX, adquirido por la corporación para realzar los cultos. Se ha colocado en el bajo el escudo agustino que presidía el frontal del palio de la Virgen de las Angustias de Caro desde 19938 hasta 1971 en que en una restauración, fue sustituido por el escudo de la hermandad de nueva factura. Los sucesores de Elena Caro tuvieron en 2017 el gesto de donar a la corporación esta reliquia.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup