Almería, Varios

El obispo de Almería aparta temporalmente a un sacerdote denunciado por «conversaciones inapropiadas» con un menor

El obispo de Almería, Antonio Gómez Cantero, ha decretado la incoación de un investigación previa para esclarecer la denuncia interpuesta contra un sacerdote de la diócesis por mantener presuntas «conversaciones inapropiadas» con un menor fuera del ámbito de sus tareas pastorales.

En un comunicado, el Obispado indica que, tras conocer el pasado día 25 los supuestos hechos atribuidos a F.J.P.F. que ahora se dirimen, Gómez Cantero abrió un expediente de acuerdo a canon 1717 y nombró al canciller secretario general de Almería como investigador.

Desde la diócesis se traslada, asimismo, que, sin menoscabar el derecho a la presunción de inocencia del sacerdote, el obispo lo ha apartado temporalmente de sus responsabilidades pastorales hasta la aclaración de la denuncia del menor, «a punto de cumplir 18 años».

Añade que, independientemente de que estos presuntos hechos se estén investigando en la jurisdicción canónica, «siempre actuará ante cualquier delito contra el sexto mandamiento de conformidad con lo dispuesto en el artículo 13.4 de la Ley de Protección Jurídica al Menor y de acuerdo con la política de cooperación con la jurisdicción estatal exigida por el Papa Francisco y que se refleja en el artículo 19 de su Motu Proprio ‘Vos estis lux mundi’.

Gómez Cantero precisa, tras haber activado el protocolo que la Iglesia obliga para estos casos, la Diócesis de Almería «seguirá adoptando las medidas necesarias» para atender estas denuncias a través de su Oficina para la Protección del Menor y Personas Vulnerables. «Pido a toda la Iglesia diocesana que se una en oración para que los hechos se esclarezcan y prevalezca siempre la verdad»; concluye.