Andalucía, Sevilla

Fallece el ebanista Francisco Bailac González, un nombre esencial en la Semana Santa de Andalucía

Luto en el mundo de la artesanía cofrade por el fallecimiento de Francisco Bailac González, un nombre esencial para la ebanistería cofrade contemporánea. Nacido en Camas en 1959, era hijo del también ebanista Francisco Bailac Cenizo (1917-1983), prolífico y destacado autor de pasos procesionales para la capital hispalense y para otros puntos cardinales de España, de quien adquiere los conocimientos de su oficio, incorporándose al taller paterno en 1968.

Durante un permiso del servicio militar conoció a la que sería su esposa, afincándose en Triana tras casarse con ella en los Salesianos trianeros; tuvieron dos hijas, Inmaculada y María. Montó su taller con su socio Jesús Sánchez Arias, que está situado en la calle Castellar. Realiza la carpintería y ensambla los pasos, que tienen una vida media de unos veinte años, si bien algunos regresan a su taller antes para ser sometidos a reparaciones.

Trabajó con muchos imagineros, como Fernando José Aguado Hernández, Antonio Joaquín Dubé de Luque, Lourdes Hernández Peña o Juan Manuel Miñarro López. Aunque se ha especializado en los pasos de Cristo, también hizo parihuelas para los palios; más de cincuenta pasos realizados para hermandades de la provincia de Sevilla, y del resto de las provincias andaluzas. En la capital andaluza ha trabajado para casi todas las Hermandades de Sevilla. También es obra suya la ebanistería del retablo del Santuario de la Virgen del Rocío.

A Bailac González se debe la carpintería de las andas del paso del «Sagrado Decreto de la Santísima Trinidad», una obra que fue estrenada el Sábado Santo del año 1994, aún con sus superficies lisas, sin tallar. El paso desfiló con la obra completamente tallada al año siguiente, 1995, correspondiendo este trabajo al tallista Juan Mayorga Páez, según diseños de Dubé de Luque.

También en 1994 se estrena el paso del «Cristo del Amor», de la Hermandad de la que es titular de Jerez de la Frontera, que se termina en el 2000, el cual del mismo modo presenta diseño de Dubé de Luque, carpinteria de Bailac y talla de Mayorga, siendo el dorado de Manuel Calvo Carmona.

Para la misma Hermandad jerezana realiza la carpintería del paso del «Señor Cautivo», diseñado por Francisco Verdugo Rodrigo, con talla de Manuel Durán González y el propio Verdugo, y dorado en los talleres de Manuel Calvo, del 2011.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup